Lunes 06 de Febrero de 2017 a las 13:26

opinion

ES SOLO UNA "OPINIÓN PERSONAL"

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici) Después de conocerse las expresiones del titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, sobre la última dictadura, existieron numerosas respuestas y ‘aclaraciones’. Desde un amplio arco se ha rechazo sus afirmaciones. Mientras que los que mantienen un doble discurso, o coinciden con dicho funcionario (sin expresarlo públicamente), o conviven con él en lo ideológico o en el gobierno nacional, tuvieron declaraciones condescendientes. Como una forma de tratar de salvar (¿?) el honor, algunos sostuvieron que fueron “expresiones personales”. Y quién duda de ello…? Lo increíble es que quienes eso afirman, consideran que al ser “opiniones personales” pueden justificarse. Sus palabras constituyen un nuevo agravio, un desafío y una nueva provocación oficialista. El Director de Aduana, Juan José Gómez Centurión, no habla por su persona, como padre de familia, como exmilitar o como yerno… Habla como una persona que forma parte de un gobierno nacional. Sus palabras tienen sentido político. Si el dar una “opinión personal” todo lo permite, habría que preguntarle al macrismo qué diría, si este personaje (en un juego de improbables posibilidades, por cierto…) afirmara que respeta y apoya a Cristina Fernández. Acaso el macrismo lo sostendría y defendería? O le pedirían la renuncia por sus… “expresiones personales”? Lo cierto es que Gómez Centurión ha negado lo que la justicia y la historia ha probado suficientemente. Que existió en el país (1976-1983) un plan sistemático de desaparición de personas. Y además apeló al juego numérico con el cual algunos trasnochados pretenden alivianar la criminalidad dictatorial, transformándola en una disputa numérica. Como si 1, 1.000 o 30.000 desaparecidos no fuera lo mismo. Por cierto que no es el primero del gobierno de Cambiemos (PRO, UCR, ARI, CC…) que se manifiesta así. Porque tiempo atrás fue (el actual Director del Teatro Colón), el radical Darío Lopérfido, quien también tuvo sus (desagraciadas) “opiniones personales”. Pero también debe recordarse que en el 2009, el Ministro de Educación porteño de Macri, Abel Posse, afirmó que estaban “ilegítimamente encarcelados los militares que lograron el cometido de aniquilar a la guerrilla en sólo diez meses” y que los detenidos-desaparecidos eran un “residuo de subversivos”. “Opiniones personales”, claro… Gómez Centurión está negando todo lo hecho por la justicia en años. Por ello desde la oposición pidieron al presidente Mauricio Macri que lo saque del cargo. Los numerosos organismos de derechos humanos reclamaron su renuncia. Pero el macrismo, fiel a su pensamiento doble, lo respaldo afirmando que había sido una “opinión personal”. Qué hubiera pasado si Gómez Centurión (u otro de los funcionarios) saliera a simpatizar con Adolf Hitler? Acaso no aparecerían un sinnúmero de rechazos y de exigencias de renuncias…? Es bueno recordar lo dicho por el funcionario macrista: “Creo que fue una reacción absolutamente desmedida combatiendo un plan de toma de poder. No creo que el gobierno de facto haya sido un plan sistemático. Si no salimos del relato, es muy difícil entender qué nos pasó. A toda una generación le estamos enseñando por consignas”. Y siguió: “Condeno el golpe como condeno el proyecto del terrorismo de tomar el poder. No hay nada que reinvindicar ni de un lado ni del otro”; “Plan sistemático es un adjetivo. Objetivamente, la realidad es otra. No creo que haya sido un plan para hacer desaparecer a las personas. Fue un torpísimo golpe de Estado tomando el poder y lidiando contra un enemigo que no sabían como manejarlo y que habían arrancado en el 75 con una orden constitucional de aniquilamiento”. “Desde el punto de vista histórico, no es lo mismo ocho mil verdades que 22 mil mentiras”. Gómez centurión no solo desconoce y niega, sino que pretende reinstalar la lamentable teoría de ‘los dos demonios’. Pero además, intentó justificar desapariciones al afirmar que “depende de cómo se hayan producido” (¿?). Inclusive como militar miente pues niega la existencia de documentos donde se dividía el país en zona, subzona y área para organizar la represión ilegal. Y llegó al máximo insulto al sostener que la ESMA o La Perla fueron “lugares descentralizados” (¿?). Pero como el macrismo es lo que es, un comunicado de la Secretaría de Derechos Humanos expresaron que “esas opiniones son a título personal, no son compartidas desde ningún punto de vista y no pueden ser tomadas como representativas del pensamiento del Gobierno… Tal como quedó demostrado por la acción de la Conadep, los Juicios a las Juntas y los juicios que se siguen desplegando, el terrorismo de Estado instalado desde las cúpulas militares se sostuvo en un plan sistemático de desaparición de personas, robos de bebés, asesinatos, expoliaciones y detenciones arbitrarias”. En la misma sintonía (complaciente) se expresó el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio: “Es un tema muy sensible para la Argentina. Lo que tenemos que hacer es mirar adelante”. Y que sigan apareciendo “opiniones personales”…? Porque si es así, fue el mismísimo protagonista Gómez Centurión, quien en un comunicado afirmó: “Esas opiniones son de carácter absolutamente personal y no implica en forma alguna la forma de pensar del Gobierno”. OTRAS OPINIONES…: “La reiteración de estas manifestaciones entre funcionarios de un mismo gobierno demuestra que no es Gómez Centurión: es Macri” (Cristina Fernández). “Durante la última dictadura, en la Argentina sufrimos un plan sistemático llevado a cabo desde el Estado, para matar, secuestrar, torturar y robar bebés. Negarlo es no reconocer el mayor logro de nuestra democracia en materia de derechos humanos” (Coalición Cívica; aliados del macrismo). “Discrepo totalmente con Gómez Centurión. La sentencia del Juicio a las Juntas Militares que llevó adelante el gobierno de Raúl Alfonsín, la Conadep y el Nunca Más, las declaraciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos son muestras contundentes sobre el terrorismo de Estado, la desaparición forzada de personas, el robo de bebés y la tortura” titular del Bloque de Diputados de Cambiemos, el radical Mario Negro, aliado del PRO). “Esto se enmarca en una política clara de querer borrar la historia. No solamente deberían sacarlo de la gestión, sino que la Justicia debería analizar si no es apología del delito” (Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto). “Lo que está haciendo este gobierno es querer demoler todo lo que es la memoria y la política de derechos humanos” (el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel). “Lamento los dichos de Centurión. Relativizar las graves violaciones a los derechos humanos en dictadura contradice los informes de la ONU y de la Justicia argentina” (Amerigo Incalcaterra, Representante Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos). Frente a todo ello, y teniendo en cuenta que fueron “expresiones personales”… la vicepresidenta Gabriela Michetti, dijo que “No creo que el Presidente le pida la renuncia”.