Martes 31 de Enero de 2017 a las 10:19

opinion

MACRI Y OTRA DERROTA POLÍTICA

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici) Nuevo revés político para el presidente, en un inicio del 2017 que parece que viene a contramano del oficialismo. Días atrás, a través de un decretazo, el mandatario había decidido sobre los feriados. En tal decisión –con poco de administrativa y mucho de ideología-, dispuso la movilidad del 24 feriado nacional del 24 de Marzo. Las reacciones fueron inmediatas; no solo de entidades de los derechos humanos, agrupaciones políticas y personalidades, sino desde intendentes y gobernadores peronistas. Ante semejante enfrentamiento, que dejaba abierta la posibilidad de una creciente oposición y que el 24 se transformara en un ‘feriado de prepo’, decidido por los sectores populares, Macri decidió… dar marcha atrás. El mandatario fue aconsejado de frenar el decretazo, rever y recomponer, para evitar generar “una grieta”. Así la “movilidad” macrista para esa fecha y el 2 de abril, retorna a sus causes naturales. Que Macri anuncie que retrocede “para evitar división” y “en pos de la unidad de los argentinos”, significa un torpe reconocimiento de su propia e inconsulta torpeza. Por ello ahora dictará un nuevo decreto de necesidad y urgencia que los restablecerá como inamovibles. Tanto al Día de la Memoria, por la Verdad y a Justicia, como el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas (y también el 20 de junio, Día de la Bandera). De esta forma, sólo quedará “móvil”, el aniversario de la muerte de Martín Miguel de Güemes, el 17 de junio. Lo cierto es que nadie piensa que Macri ha recapacitado por su ‘error’ o que le interese la ‘unidad’ o el “evitar división”. Simplemente se trata del rápido oportunismo para buscar no dejar abierto un nuevo frente de tormenta. Porque estaba claro que la lucha por la inamovilidad del 24 de Marzo iba a ir creciendo hasta llegar a esa fecha. Esta nueva provocación macrista ha sido derrotada. Macri pretendió atropellar lo estableció el Congreso en el año 2006; por ello salieron a confrontarlo desde diferentes ámbitos. Y dentro de éste, el papel de los 16 organismos que advirtieron que era un intento de vaciar de significado de tal fecha. El terrorismo de Estado no es tema circunstancial, secundario u olvidadizo. Quizás lo sea para quienes no creen que el mismo haya existido; quizás lo sea para quienes se beneficiaron con el mismo; quizás lo sea para quienes rápidamente se han intentado lavar las manos que tenían sucias con sangre… Pero para el grueso de la sociedad, no existe ese mercantilismo. El hecho que intendentes bonaerenses, a los que se sumaron los de otras provincias y hasta dos gobernadores, para anunciar que decretarían asueto (en sus jurisdicciones) el 24, fue un duro golpe para el macrismo. Advertidos de las posibles consecuencias, le ‘asesoraron’ al presidente dar marcha atrás. Lo que resulta asqueante es la posición de la UCR. Pues siendo socios del gobierno, mantuvieron silencio. Que el titular del Comité Nacional, el santafesino José Corral haya declarado que: “Estamos conversando con el gobierno y a través de nuestros legisladores. Comprendemos la preocupación de diferentes instituciones”, suena a hipocresía. Y quedándose en ello, el principalísimo socio de Macri, no dudó en reivindicar “el Juicio a las Juntas y el período de transición a la democracia con Raúl Alfonsín”. Por su parte, quien es su mentor, el diputado Mario Barletta, declaró que la medida sobre el 24 de marzo “se puede revisar”. A todo ello, se supo que Macri continúa descansando en Chapadmalal…