Jueves 08 de Diciembre de 2016 a las 12:14

argentina

ARGENTINA FUNCIONAL A ISRAEL

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA Se conoce que el gobierno de Mauricio Macri ha decidido desde el mismo momento de su asunción el enrolarse junto a las potencias occidentales. No lo hace solo verbalmente, sino en los hechos. Una de las áreas donde ese encolumnamiento es cuasi un acatamiento, puede observarse en seguridad, donde la Ministra Patricia Bullrich realiza al pie de la letra lo que se establece desde Washington y Tel Aviv. Por ello no resultó…: llamativo que la ministra haya ido a Washington a establecer cómo sería la relación que establece EEUU. Y ello tuvo su continuidad entre el 13 y el 17 de noviembre, cuando ella estuvco en Israel. Su viaje –se dijo-, respondió a una “invitación” que le hizo el Ministerio de Defensa. Lo cual llama poderosamente la atención. Porqué una potencia militar invita a una ministra, de un país dependiente? Bueno, está claro… Porque –de paso- la funcionaria macrista asistió a la Cuarta Conferencia Internacional de ISRAEL HLS & CYBER 2016 (encuentro bienal de exhibición de los avances tecnológicos en tema de seguridad). Bullrich viajó a Tel Aviv acompañada del Secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, del Secretario de Coordinación, Planeamiento y Formación, Alberto Fohrig; el jefe de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Alejandro Itzcovich Griot; el Director Nacional de Equipamiento Provincial y Municipal, Rubén Fleischer; del Director Nacional de Cooperación Regional e Internacional de la Seguridad, Gastón Schulmeister; y del representante del Congreso, el diputado Waldo Wolff. Mantuvieron un encuentro con el Director del SIBAT (Dirección de Cooperación de Defensa Internacional), Mishel Ben Baruch. Se trata del área isarelí que maneja el comercio del equipamiento tecnológico de defensa israelí (y que agrupa a todas las empresas de seguridad). Se entiende: Israel busca hacer negocios (para generar ingresos y mantener mano de obra ocupada), y a la vez, hacer dependiente a Argentina de su tecnología. Pero por otra, esa tecnología que van a vender (a Argentina), le va a permitir acceder (sin que las autoridades argentinas lo sepan?) de información. O sea: una transferencia, un espionaje a distancia, para lo cual Argentina… pagará! Luego la ministra fue atendida por el Ministro de Defensa, el ultraderechista Avigdor Lieberman (líder del partido Yisrael Beiteinu). El mismo que recientemente amenazó que se avecina la “ultima” pelea contra los palestinos, porque ella será definitiva (¿?). Claro que en la visita, Bullrich se sumó y participó como “experta” (no es broma) en un panel sobre tema de seguridad, particularmente sobre la situación en el llamado Medio oriente y el control fronterizo en el norte argentino. Es decir, que llevó el discurso instalado por las diplomacias de EEUU y de Israel, respecto al “peligro de la frontera norte” (particularmente en la triple frontera), para repetirlo obedientemente en Israel. Una aplicadísima alumna, se podría decir… Otra jornada, la ministra visitó al Ministro de Seguridad, Gilad Erdan. Y establecieron de “común acuerdo” (¿?) “una agenda de trabajo común”. Si… la funcionaria argentina consideró que existe una “agenda común” entre ambos países (¿?); para lo cual avanzaron también en tratar la adquisición de tecnología israelí, para “proteger a Argentina”. Ha trascendido que el macrismo comprará importante equipamiento para avanzar sobre un “modelo de seguridad integrado”. El tema es que ellosignifica que –además-, dicho esquema termine integrado a un sistema… internacional (colontrolado –lógicamente-, por Israel). Se profundizará la compra e instalación de cámaras de video; de radares; de centros de comando y control. Pero también de vehículos, drones y lanchas. Y como si ello fuera poco, se formará a personal argentino en nuevos “modelos policiales”, nuevos “modelos de investigación”, tareas de “prevención” (espionajes?), “cooperación bilateral” (cual?), acuerdos “interinstitucionales” para capacitación. Otro de los destinos de Bullrich fue la ciudad de Eilat, donde le hicieron recorrer una unidad del ejército y también el pasaje fronterizo Begin. Finalmente tuvo se viaje a Jerusalén, conducida por el SIBAT. Y las autoridades israelíes recibieron una de las promesas más ansiadas: que el actual gobierno argentino brindará apoyo a Israel en los organismos internacionales. En otro de las reuniones, Bullrich fue recibida por el ex titular del Servicio de Seguridad de Israel, Yoram Cohen. En el mes de marzo, desde PrensaMare se informaba que ya había comenzado a instalarse desde el gobierno nacional la “teoría del ISIS”. Efectivamente: desde el área nacional de Inteligencia se ‘bajaba’ información a las áreas de Inteligencia provinciales sobre la existencia en el país, de “células terroristas del ISIS” (‘estado islámico’), que comenzarían a actual desde finales del 2016. Ahora, Bullrich en Israel ha explicado cómo Argentina “se prepara para enfrentar esa amenaza” (¡!). Por ello la ministra, expuso ante la prensa: “…nosotros desde el primer día de gobierno decidimos darle una atención especial, creamos los departamentos de antiterrorismo en todas las fuerzas federales y en el Ministerio de Seguridad y junto con la Agencia Federal de Inteligencia estamos trabajando realmente muy bien en ese sentido. Nadie está exento a que le suceda algo, pero estamos teniendo intercambio de información, de bases de datos, trabajando con otros servicios del mundo como para estar al tanto y enfrentar, si existe algún tipo de amenaza, analizando la Web, haciendo Cyberpatrullaje, para poder estar cuidados y cuidando a nuestra gente”. Agregando que con Israel existe “cooperación muy fluida y cada vez que venimos fortalecemos los lazos, pero es una relación diaria también allá en Argentina”. Anticipando que para proteger el norte fronterizo “…estamos cerrando proyectos con Israel para eso”. Luego, no dudó en exponer sobre política interior argentina, sosteniendo que cada vez existe menos división en la sociedad argentina: “…hay un grupo pequeño que ha quedado del gobierno anterior pero cada vez menos. Los argentinos quieren dejar atrás esa etapa de blanco o negro, de buenos o malos, de radicalización total y cada vez estamos más unidos”. Finalmente no dudó en tomar el discurso de ciertos poderes internacionales, respecto a la existencia de un “antisemitismo” en Argentina, exponiendo la funcionaria: “En ese sentido, siempre año tras año salen los informes de antisemitismo. Es algo que todavía está presente y que hay que trabajar mucho para que vaya disminuyendo”.