Martes 15 de Noviembre de 2016 a las 16:33

notas_columna

A ACATAR LO QUE DIGA CATAR

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA El famoso latiguillo de campaña de Mauricio Macri, en cuanto a “volver al mundo” (dónde estábamos?), sigue adelante. Claro… este regreso es sinónimo de endeudamiento… Tanto que ahora se ha sellado…: un acuerdo con Catar (una de las reservas de gas más importantes del mundo), a través de la visita de la vicepresidenta Gabriela Michetti. Se acordó que el Fondo de Garantías de Sustentabilidad de la Anses (FGS) y el Qatar Investmets Authority (QIA), se asocien para crear un fondo de inversión de 1.000 millones de dólares. Se destinará a realizar proyectos de infraestructura. Lo mismo que por tanto tiempo le criticaron a Cristina Fernández, ahora lo imitan. Claro que no bajo las mismas características. El 80% de esos fondos serán puestos por el QIA. Y aquí está una de las diferencias (y vaya cual!): las partes contratarán un administrador externo. Lo que en otras palabras significa que ese ‘administrador’ lo impongan los cataríes. Por algó aportan el 80% de los fondos… Es bueno recordar que el FGS…: se crea en el 2008 cuando Cristina hace desaparecer las AFJP. Se trata de un conjunto de activos financieros administrados por la ANSES. De esa forma, el FGS posee acciones de más de 40 empresas, que cotizan en bolsa. El valor del Fondo oscila en los 90.000 millones de pesos. Este anuncio es consecuencia de la visita de julio pasado, cuando el emir Tamim bin Hamad Al Thani visitó la Ciudad de Buenos Aires y se reunió con Mauricio Macri. En septiembre, el presidente volvió a tratar el tema en su visita a Doha (cuando iba a China, a la Cumbre del G-20). El emir conduce Catar desde el 25 de junio de 2013 (cuando abdicó su padre, Hamad bin Jalifa Al Thani). Entre sus propiedades se cuentan el canal Al Jazeera, el club francés Paris Saint-Germain, los estudios Miramax y de los almacenes Harrods… Formó parte de la delegación…: argentina, el ex tenista Gastón Gaudio (amigo personal del emir de sus épocas en que ambos eran tenistas). Además de la vice, estuvieron en el viaje Horacio Reyser (Asesor del Presidente en Inversión Extranjera), José Ortiz Amaya (Director General de Relaciones Internacionales del Senado) y a Rossana Cecilia Surballe (Embajadora argentina en Doha), entre otros. Además de la creación del fondo de inversión con QIA, el Gobierno rubricó con Catar un acuerdo bilateral de inversiones. El gobierno argentino indica que es favorable porque permite la la protección de las inversiones de manera recíproca, dando “estabilidad y garantías” a las mismas. Una expresión con mucho de ilusión y poco de realidad… Acaso irán inversiones argentinas a Catar? Acaso en Catar necesitan de inversionistas argentinos? Más bien lo de “reciprocidad” es una forma de “disfrazar” un acuerdo que solo beneficia a los millonario cataríes. Este es un acuerdo similar al hecho 3 días antes con Arabia Saudita. Lo que se entiende como una “respuesta” de Macri para con Washington, pues estas dos monarquías asiáticas son principalísimos aliados de EEUU.