PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Viernes 17 de Agosto de 2018 - 00:27Hs.
- Menu
Domingo 05 de Agosto de 2018 a las 13:12

portada

EL PERRO, LA PIEDRA, LAS VALIJAS Y EL CUADERNO

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici) La historia se repite. Para algunos se trata de algo nuevo; otros se sorprenden; otros ni siquiera tienen memoria. Así, un hecho fabulado, se transforma en una (supuesta) gran verdad. Inesperadamente, cuando el gobierno argentino pasa por su peor momento, porque no llegan inversiones, la inflación está descontrolada, los despidos aumentan, el mercado interno sigue contrayéndose, la balanza comercial es negativa, se lanza a los militares a las calles, se permite la instalación de 2 bases militares de EEUU en suelo argentino, continúa la bicicleta financiera, avanza el hiper-endeudamiento del país, se paralizan obras públicas y privadas, la justicia funciona como un poder dependiente de la Casa Rosada, se abandona a los sectores más necesitados, se impone “techo” a la “libre” discusión paritaria… Ante ello, desde el propio gobierno se ha montado una nueva manobra mediática. Agosto de 2018 llegó con una cobertura escandalosa (nada llamativa) de la cadena des-informativa privada nacional “analizando” e “informado” sobre la existencia de un cuaderno donde se asentaron pagos de coimas que involucran a exfuncionarios del anterior gobierno peronista. Se aportan datos, precisiones, afirmaciones, y comentarios condenatorios de todo tipo. Resulta que un chofer asentaba en un cuadreno cómo se realizaban esos (supuestos) pagos de coimas. Se realizan allanamientos; detenciones; la prensa informa de manera condenatoria (para qué es necesaria la justicia, entonces…?). Dan por sentado los sucesos descriptos, los pagos y los enriquecimientos. A ello se agrega un fiscal (hombre de la justicia…) que gracias a una amplísima cobertura mediática informa que los bienes de los acusados de estos hechos deben ser inmediatamente puestos a disposisción de la justicia, rematados y que el Estado recupere dineros fruto de hechos corruptos. Sostiene que ello debe realizarse en forma rápida y sin esperar los procesos y fallos judiciales de los acusados (de tales hechos), porque ello llevaría muchos años… (¡!). En otras palabras, ese hombre (de la justicia…?) va en contra de la propia justicia. Pretende que el Estado se apodere de bienes, antes de las condenas (o no) de los hoy sospechados. Un hecho que va contra derecho. A todo ello, el chofer que tenía la prueba (el cuaderno), se presenta a declarar y dice que el originalo lo quemó (¡!). Si: no existe la (supuesta) prueba. Porque el hecho que exista un cuaderno con anotaciones, no significa más que ello: un cuaderno con anotaciones. O acaso eso solo ya es prueba suficiente…? Con lo cual, el país se entera que ese cuadeno es inexisten, porque lo habría quemado ante “presiones” y “recomendación” de un amigo. De esta forma, el país se encuentra con que no está ese bendito cuaderno, pero si… fotocopias de él (¡!). Así, la historia se repite, Cuando Amira Yoma fue acusada de llevar valijas con dinero, todo se inició con una agenda de un delincuente en el exterior. El caso se instaló (con Clarín, La Nación y todos sus medios controlados) y así quedó como una (supuesta) verdad. Lo cierto fue que la agenda nunca apareció; se trató de… fotocopias de ella. Por lo que al final todo fue una burda maniobra. Hoy se asiste a una repetición de un montaje político. Nuevos actores; los mismos ejecutores; los sectores clasemedieros –que tienen poca o nada memoria-, se sienten exitados porque el gobierno de Mauricio Macri lucha contra la corrupción. Evidentemente exiten muchos que no aprenden del perro, y se vuelven a llevar por delante la misma piedra (valija, o cuaderno…).

 
Volver »