PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Lunes 18 de Junio de 2018 - 02:54Hs.
- Menu
Sabado 09 de Junio de 2018 a las 20:10

portada

NI CON EL FONDO ALCANZA...?

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici) Evidentemente Mauricio Macri ya no es creible ni para el sector que él orgullosamente representa. No le creen. Tanto es así qué, pese al anuncio de claudicar ante el FMI, el poder le respondió con más re-valorización del dólar… No es poca cosa. Porque tras el anunció del stand by de 50.000 millone de dólares, el Banco Central (BCRA) no pudo contener al dólar, y el viernes 8-5 la moneda estadounidense se fue hasta los $ 25,98 (si: casi veintiséis!). El acuerdo con el…: Fondo Monetario Internacional exige una “flotación” al tipo de cambio. Para ello, el BCRA retiró su oferta de 5.000 millones de dólares a $ 25 (el ‘techo’ que había impuesto días antes). El poder financiero le respondió… especulando y aumentando. Al mediodía del jueves, en Rosario se vendía a $ 25,70, y en la ciudad de Santa Fe, a $ 26,30. En la Bolsa de Valores la respuesta fue “coherente”. Las acciones y los bonos se mantuvieron o crecieron, pues los especuladores ven con satisfacción el acuerdo con el FMI, pues ello le permite al gobierno argentino mantener la bicicleta financiera. Es decir: ellos podrán seguir haciendo negocios, mientras se hiper-endeuda el país. El acuerdo con el FMI es un préstamo de 50.000 millones de dólares en 3 años. En el gobierno (especialmente el titular del BCRA, Federico Sturzenegger), estaban seguros que el simple anuncio “calmaría” las aguas. Pero no sucedió. “Los mercados” consideran que el dólar está retrasado, y operan especulativamente para su alza. Lo que significa más inflación en el país. Los ricos “se defienden” con sus dólares; el resto de la sociedad con pesos… Las reservas internacionales cayeron en 202 millones de dólares y están en los 49.648 millones de dólares. Igualmente, para los analistas serios, este acuerdo solo “garantiza” un veranito de tranquilidad. Posiblemente se descomprima la presión cambiaria, pero ello solo será temporalmente. Con total libertad que garantiza Macri, los especuladores (insaciables) apostarán por el libertinaje y continuarán buscando hacer más negocios, de poco (o nulo) riesgo. Lo claro es que el acuerdo con el FMI terminó por sepultar el (escaso) poder que se ejercía desde el BCRA. Lo han sacado del medio, para garantizar “tranquilidad” y “libertad”. Sturzenegger tratanto de autovalorarse o de no quedar tan devaluado (vaya ironía…), expresó: “El régimen de tipo de cambio flotante pasa a la normalidad. Eso no quiere decir que no se interviene más. Cuando haya movimientos disruptivos vamos a seguir interviniendo”. Es deir que la respuesta de “los mercados”, del día viernes –siguiente a sus palabras-, elevando el valor del dólar, no fue una maniobra “disruptiva”… Y eso que él planteaba un dólar a $ 25, y al mercado minorista (ese viernes), se lo llevó hasta $ 26,30 (y $ 26,75 en Santa Fe). En épocas del “1 a 1”, un huevo Kinder se pagaba en pesos, al valor de 1 dólar. Y así continuó posteriormente. Desde hace unos años, dicha golosina cuesta 1,10 dólares. Si se tiene en cuenta dicho elemento, para una comparativa “internacional” (que repercute en lo local), al 8-5-2017, un huevo Kinder cuesta $ 32. Tomando que dicho valor significaría estar abonando 1,10 dólares por la golosina, el valor del dólar es tomado a razón de… $ 29 (¡!). Cómo se verifica…? Sencillo: con el dólar teórico a $ 29, pagar 1,10 dólares por un huevo Kinder ($ 29 x 1,10) arroja como resultado, $ 32. A esta devaluación por la dolarización que permite el gobierno, deben agregarse otros temas que forman parte del acuerdo con el FMI, como el sensacional ajuste y más presión tributaria. Todo lo cual irá paralizando aún más la economía. Pero a la vez, por la propia caída de las Pymes y de la industria nacional, aumentarán las importaciones, con lo que el déficit comercial seguirá creciendo (en 2018, fue record a nivel negativo). En los ámbitos especulativos capitalinos, se sigue apostando al mercado a futuro, pues “confían” en una mayor devaluación. En el mercado a término de Rosario (Rofex), los contratos se pactaron con el dólar a $ 25,88 (para fin de junio); y para noviembre, a $ 29,15. Conclusión: el futuro venturoso prometido por el amarillismo del PRO (y sus aliados), se observa cada vez más negro, y si ‘algo’ de verde se observa, no es del verde esperanza, sino de la divisa estadounidense.

 
Volver »