PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Jueves 20 de Julio de 2017 - 13:45Hs.
- Menu
Jueves 15 de Agosto de 2013 a las 09:10

notas_columna

DATOS SOBRE EL PEÑÓN DE GIBRALTAR

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare) Inesperadamente ha saltado a los medios el tema del Peñón de Gibraltar. Un territorio perteneciente a la península Ibérica, y que España reclama como propio, pero que está bajo soberanía británica. Hoy se habla de un "problema o disputa por las aguas jurisdiccionales", pero en en verdad ese es sóla una parte del problema global. Se trata de un conflicto entre España y Gran Bretaña nacido en la Guerra de Sucesión Española que se desarrolló durante 14 años a la muerte de Carlos II ("el Hechizado" en noviembre de 1700). El Peñón fue entregado a los británicos como consecuencia de la firma del Tratado de Utrecht (1713). Es decir que este tema de la soberanía ya cumplió los 300 años. En la segunda mitad del siglo 17, Inglaterra se convierte en la primera potencia comercial y capitalista del mundo. Se producen 3 guerras con Holanda, donde cada una busca afianzarse a nivel colonial en el planeta. Es una lucha por quedarse con futuros mercados a los que se iban a abastecer (en razón de estar desarrollando una importante producción manufacturera). Asia es el objetivo, y así nace la apertura en China del puerto de Cantón para que ingrese el comercio europeo (en 1685). Y se establece la Compañía Inglesa de las Indias Orientales (en Calcuta en 1690). La ruta marítima pasaba frente a El Cabo (al sur del continente africano). Por ello era necesario controlar el mar Mediterráneo, que permitiera garantía militares para efectuar escalas y abastecimientos en el camino hacia el Mar Rojo.

Por ello los ingleses en 1661 establecen una alianza con Portugal; de resultas de ello, los portugueses le ceden a Inglaterra Bombay. Pero a la vez, el poder clonial británico logra que su aliado detenga su incipiente desarrollo industrial propio. De esa forma Portugal logra ayuda militar de sus "socios", para liberarse de España. Dicha alianza conlleva al Tratado de Methuen (de 1703). Posteriormente, al desarrollarse la Guerra de la Liga de Augsburgo (1688-1697), los británicos se benefician sobremanera al partir desde Lisboa o Cádiz (España e Inglaterra eran aliados) para enfrentar a los franceses. La operatividad de la flota inglesa era excelente, partiendo desde Gibraltar (y tambien desde Menorca).  Hacia fin del siglo 17, la rama española de los Habsburgo llega a su fin. Por lo cual se deberá buscar un sucesor afuera. Es así que Luis XIV negocia con Inglaterra y otras potencias europeas el reparto de las posesiones españolas en Europa. En ese momento, los ingleses reclaman que se les otorgue La Habana (Cuba), Ceuta, Gibraltar, Mahón u Orán. Al final, Felipe de Anjou (nieto de Luis XIV) es nombrado heredero de todas las posesiones de la corona española. El objetivo español es el de hacer alianza con Francia para defender las poseciones europeas. Pero Inglaterra se siente perjudicada pues de esa forma, Francia (de Luis XIV, apoyada por la España con dinastía borbónica) se convertiría en potencia continental. Así se forma la Gran Alianza de Inglaterra (con Austria, Holanda, Saboya y Portugal) y le declaran la guerra a España y Francia en 1702.  

En agosto de 1704 una potente flota anglo-holandesa toma Gibraltar. De esa forma con el control del Peñon, se maneja la entrada o salida de todo buque por el Mediterráneo. Una jugada excelente desde el punto de vista geopolítico. Españoles y británicos firman un acuerdo de paz. Tras de ello España intentó militar y diplomáticamente recuperar su territorio (acciones militares en 1727 y en 1779-82; y diplomáticas en 1779, ofertando España entregar Orán, en el norte de África, por la devolución de Gibraltar). Siempre fracasó.

España recupera Menorca (en 1782). Igualmente los británicos continuaron ejerciendo el control en el Mediterráneo, con acciones militares y diplomáticas. A lo que se agregó luego la construcción de un ferrocarril entre El Cairo y Alejandría y la obra del Canal de Suez (inaugurado en 1869), que les permitió controlar el tráfico comercial de las colonias inglesas asiáticas con la metrópoli.Inglaterra sigue ejerciendo su poder marítimo hasta la segunda gran guerra. Allí comienza su declinación, que es sucedida por el imperio estadounidense, del cual los británicos son sus principales aliados. Gibraltar sigue manteniendo su valor estratégico, que se sumó a las bases que la España de Franco le obsequió a USA, para poder mantener su dictadura. Es así que el Peñon, de base militar inglesa ha pasado a ser un eslabón más de la OTAN.

La España que en el estatuto de la Unión Europea apoya el colonialismo británico en las Islas Malvinas (históricamente argentinas), es la misma España que soporta el colonialismo en su territorio...

 
Volver »