PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Lunes 21 de Agosto de 2017 - 09:08Hs.
- Menu
Martes 30 de Julio de 2013 a las 10:07

notas_columna

TRENES: SOCIEDAD HERIDA Y NEGOCIOS

SANTA FE-ARGENTINA (PrensaMare)  En poco menos de un mes, entre junio y julio de 2013, se sucedieron accidentes ferroviarios en Canadá, Francia, España y Suiza. Pueden haberse conjugado fallas mecánicas y errores humanos. Pero los hechos han dejado al descubierto -comparados con los accidentes similares en Argentina-, que se podria afirmar la existencia de sociedades heridas y de enfermos. Conclusion rapida, sencilla, desde el pensamiento corriente, de todos los dias y sin el más mínimo interes de politizar o sociologilizarlo.

Accidentes ferroviarios han existido en años anteriores. Con coberturas de los medios de comunicación, mostrando según sus ópticas o a los mercados a que iban dirigidos, con más o menos sensacionalismo. Algo previsible (y entendible). Sin embargo en los últimos años, y particularmente en los países periféricos o dependientes (como los latinoamericanos) el tratamiento de los medios ha ido agravándose. Porque en forma inmediata se cambia el eje de la información, para asumir el papel justiciero o fiscalizador. Se aportan datos que no interesan si son verdades, como forma de direccionar el pensamiento del informado (lector, escucha o televidente). Los medios asumiendo un papel que no debe tener, y para el que no fueron elegidos, ni designados, ni mucho menos creados. Se opina, de deduce y se concluye desde bases que no son sólidas. El objetivo es sumar adherentes que posibiliten audiencia, rating o venta de ejemplares. Pero detrás de ello existe un fin mucho más peligros (del mercantilista): el de ocupar el espacio de "dueños de la verdad". Un objetivo comercial, pero a la vez de posicionamiento como grupo de poder ante la sociedad y las clases políticas.

Recientemente España soportó un gravísimo accidente ferroviario, donde el maquinista reconoció su falla y asumió su responsabilidad. Sin embargo la prensa otorgó al caso un tratamiento "bastante humano". Un hecho para destacar, pero a la vez, para entender en profundidad.

El maquinista se responsabilizó extraoficialmente de la tragedia ante una radio; reconoció su culpabilidad por el suceso y las muertes de decenas de personas. Se lo mostró televisivamente cuando otras personas lo acompañaban para ser atendido, sin que nadie quisiera lincharlo, ni le gritara o insultara. Tampoco aparecieron los opinadores que le enfilgaban al mediocre gobierno derechista de Mariano Rajoy la responsabilidad por las muertes. Ni análisis ni gritos denunciadores de "corruptos !". Y eso que la gestión del gobernante Partido Popular hace aguas por todos lados... Luego se conoció que el maquinista se negaba a declarar ante la policía (lo cual es un derecho); y nadie lo acusó. Porque el maquinista (guste o no), hasta que la justicia lo decida, se presume que es inocente. Luego fue llevado ante el juez esposado; declaró; y practicamente nada se "filtró" hacia la prensa. El juez lo imputó; lo consideró sospechoso de haber cometido homicidio por imprudencia (en Argentina sería: homicidio culposo); y lo dejó libre. La causa judicial y la investigación, ya está en marcha.

Fue un ambiente generalizado de raciocinio y respeto generalizado. Tanto para con las víctimas, el Estado, la emprea ferroviaria, las autoridades, el maquinista, la justicia. Ocurrió lo que debería ser lo normal, corriente y natural. Sin embargo ello tiene una explicación. No es que los medios españoles sean los mejores del mundo, simplemente que España en su conjunto -con el inestimable apoyo de los poderosos medios de comunicación- defienden su estrategia comercial. Porque España es proveedor de ferrocarriles y material rodante para el mundo. Inclusive participa en licitaciones internacionales aportando tecnología, proyectos y materiales. Por ello los poderosos medios (con ramificaciones en países latinoamericanos, y con influencia ínclusive- en medios "independientes" de esa región del mundo) adoptaron una actitud humanizada. Son los mismos medios que supieron publicar fotos mentirosas sobre la internación de Hugo Chávez; son los mismos medios que atacan las políticas independientes de los Gobiernos de Argentina, Brasil, Venezuela, Ecuador... A no olvidarlo.

 
Volver »