PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Viernes 22 de Setiembre de 2017 - 05:15Hs.
- Menu
Jueves 25 de Julio de 2013 a las 11:47

notas_columna

CUAL ES LA REALIDAD DE JAPÓN...?

ROMA-ITALIA  (PrensaMare)  El actual primer ministro, Shinzo Abe, ganó las elecciones en la cámara alta del Parlamento japonés. Fue una holgada victoria en la cámara alta por parte del Partido Liberal Democrático, que lentamente va recuperando sus áreas de poder (ahora en coalición con el partido Komeito). Dispone de 135 escaños de un total de 242. Con lo cual la coalición de Gobierno puede nombrar a los presidentes de todas las comisiones parlamentarias; y con ello, aprobar sin problemas cualquier proyecto de ley. En la elecciones anteriores, el PLD (en diciembre) se quedó con la mayoría en la cámara baja. Con lo cual Abe dispone del poder suficiente para imponer su política, que aspira a la recuperación económica mediante un programa de estímulos monetarios.

Los analistas igualmente se refriegan las manos, porque Abe ganó, pero no dispone de la mayoría de dos tercios en la cámara alta. Con lo cual no podrá cambiar la constitución. Ocurre que los analistas siempre quieren que las fuerzas estén empatadas. Esa es la política natural del establishment; que todo deba ser negociado y resulte imposible cualquier posibilidad de cambio.

El poder del sistema no quiere que se produzcan ciertos cambios. Particularmente el del Artículo 96 de la Ley Fundamental (promulgada en 1947), refrenda la renuncia “voluntaria” para siempre a la guerra como derecho soberano. Se trata de una prohibición consecuencia de haber sido derrotado en la segunda gran guerra. Un castigo impuesto por los ganadores. Resulta inimaginable que un país renuncie a un derecho que tiene todo el resto de potencias occidentales (y no occidentales).

Desde el PLD están a favor de eliminar el artículo 96 o quienes "hablar" del tema. El caso es que Abe aún con alianzas, no llegaría a los votos necesarios para ese cambio, que son los dos tercios. Alcanzaría los 143 votos de 242, pero son necesarios 162. Muchos japoneses consideran que es un insulto para ellos y sus antepasados que su actual constitución haya sido dictada por el jefe de las fuerzas de ocupación USA, el general Douglas MacArthur. Resulta poco creible que los japoneses continúen con su autolimitación voluntaria de no ejercer su defensa militar. Lo irónico es que mientras Estados Unidos le impuso a Japón la constitución de 1947, usa a dicho país como un aliado militar en la defensa de sus intereses en el continente asiático (contra China y hoy Rusia -antes la URSS). El terrirotio japonés en un gigantezco portaviones con bases, aviones, tropas, barcos USA, que han elevado el nivel del militarismo en el Pacífico. Abe en cierta forma es un nacionalista; que aspira al renacimiento de Japón, lo antes posible. Un renacimiento -vale la pena aclararlo. que Abe solamente considera en lo referido a renacimiento económico. Aspira a regenerar el “milagro económico” japonés.

Este pensamiento de Abe ha generado reacciones con sus vecinos coreanos y chinos. Países que fueron víctimas de la crueldad militarista nipona. Ellos sufrieron las ocupaciones japonesas. Para algunos Abe es solamente un político pro-economicista, que quiere recuperar el sitial produtivo y comercial de su país. Para otros, se trata de ello, pero además con inclinaciones derechistas. De allí que en países vecinos lo miran con recelo. Por ello se preocupan por el resultado electoral japonés. Porque el mismo le otorgará a Abe una "tranquilidad" de 3 años, para su política interna, pero también para sus gestiones diplomáticas de la política exterior del país. Consideran que Abe aprovechará ello, no apelando al discurso derechista-nacionalista, pero que avanzará en ese sentido.

Si bien en el 2006 cuando era primer ministro, Abe viajó a China para normalizar las relaciones (que estaban muy deterioradas) mostró una cara amigable, para algunos ello ha sido solamente una máscara para ganar tiempo y proyectarse regionalmente. El tiempo lo dirá... Lo cierto que su idea de tratar de adaptar la constitución a la realidad de las Fuerzas de Autodefensa de Japón, causa preocupación. Un dato de interés es que las Fuerzas de Autodefensa de Japón, son más poderosas que las fuerzas armadas del Reino Unido (sin armamento nuclear). Y otro dato es que en la primera gran guerra, Japón fue aliado de Inglaterra y de EEUU. Y en la década de los `30, llevó su militarismo a la Manchuria china y más tarde a colonizar Corea. En síntesis: Japón fue un país expansivo, con políticas de dominación regional; colonialista. Datos que la historia no puede negar. Eran épocas en que los duelños del poder en serio en EEUU y en las potencias europeas consideraban que las actitudes japoneses eran sospechosas (y peligrosas). Les preocupaban porque eran una posible competencia...

Luego, los duros militaristas en Tokio llegaron al poder en 1936-37 y la balanza se comenzó a inclinar. En Washington, Paris, Londres y Parias reconocían que habían tenido razón en sospechar. Luego llegó la segunda gran guerra con Tokio aliado a Berlín y Roma... Abe no tiene la culpa de ello, pero igualmente lo observan detenidamente.

 
Volver »