PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Sabado 24 de Junio de 2017 - 00:38Hs.
- Menu
Domingo 07 de Julio de 2013 a las 14:01

notas_columna

TODOS SOMOS "GRAN HERMANO"

ROMA-ITALIA  (PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  Edward Snowden es apenas un nombre y apellido de un espía USA, arrepentido. Pasará a la historia como un personaje individual que intentó luchar (?) contra sus patrones. De seguro, en las propias potencias occidentales que se beneficiaban con sus tareas, se encargarán de lanzar libros, videos, series televisivas y filmes con historias que lo tendrán como protagonista, buscando sacar provecho económico, pero también, ideológico. Las escuchas electrónicas en todo el mundo que ha denunciado Snowden han sorprendido a los sectores medios de muchas de esas portencias. Increiblemente ellas nunca creyeron en que el espionaje permanente es una forma de sostenerse de sus gobernantes. El imperio anglosajón que durante décadas pontificó sobre el respeto de los derechos individuales y que tomó esa bandera para atacar al comunismo (antes) y a los nuevos enemigos (de ahora), ha sido una burda maniobra que ellos jamás respetaron. El escándalo social es tan grande que las propias clases dirigenciales europeas deben salir a mostrarse "absortas", "sorprendidas" y "atacadas" por el espionaje USA. Algo que en el fondo y de manera cierta, nadie puede creerles. Lo cierto es que Estados Unidos y Gran Bretaña se "concedieron" super-poderes "legales" que les autorizaban a espiar todas las comunicaciones personales y comerciales de cualquier sistema mundial de telecomunicaciones. Todo era (y es) posible de ser espiado en la guerra "contra el terrorismo". Personas, organismos, gobiernos, empresas, espiados sin órdenes judiciales. Lo que nadie imaginaba es que los británicos han desarrollado una tecnología y un poder que los posicionó como una super-potencia (a nivel EEUU) en cuanto a espionaje de Internet. Hoy el mundo sabe de la existencia de la organización multinacional de escuchas UKUSA. Creada secretamente entre EEUU y Gran Bretaña, y que la integran numerosas agencias de espionaje. En forma popular se la llama "los cinco ojos", y componen los Servicios de Inteligencia de Señales (SIGINT); integrada por EEUU, Reino Unido, Australia, Canadá y Nueva Zelanda. Para quienes reportan a este sistema, todos los días desde hace 3 años, les permite obtener cualquier dato, correo electrónico, archivo o mensaje de texto que sale de Europa. Luego lo analiza EEUU. Este "gran hermano" ideológico cubre todas las redes de correo electrónico (como Google y Microsoft), el sistema de telefonía Skype, y las llamadas telefónicas hacia Estados Unidos. Los servicios de inteligencia británicos lo examinan y extraen la información originada según sus remitentes y destinatarios. Lo que consideran "necesario" se guarda en forma indefinida; el resto, después de 3 días, se borra. Aunque se filtra y se transfiere a otro sistema de almacenamiento informático. Es así que se mantiene "a mano" y eternamente, una base de datos de contactos de toda persona que se comunique via internet o telefónicamente en el mundo. Lo que si ha quedado al descubierto es que para EEUU y Gran Bretaña, la información colectada es importante. Es decir que el tema del "terrorismo" u otros delitos (lavado, narcos, trata de personas, tráfico de órganos...) ha pasado a ser secundario. Porque lo que se busca en definitiva es un sinnumero de informaciones que luego se usará según las necesidades del imperio. Las dos potencias logran así acceder a una importante base de datos no solo delictivo, sino comercial y social. EEUU protege un sistema conocido como “escuchas sin orden judicial”, por el cual las firmas de ese paìs están protegidas de entregar datos a las agencias de espionaje USA, sin posibilidad que se vean afectadas por demandas de clientes cuyos se "filtran". Como antecedentes debe recordarse que el Caso Watergate dejó al descubierto un sistemna de espionaje interno. Fue así que surgió una ley en 1978, que se "adecuó" en el 2008 (la Ley de Enmienda de la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera o FISAAA). Que ahora los dirigentes europeos se "sorprendan" es gracioso. Se olvidan (?) que en marzo de 2000 el ex director de la CIA James Woolsey cuando respondió al informe del Parlamento Europeo (sobre la re de espionaje Echelon) reconociendo que hacìan espionaje de los satélites comerciales de comunicaciones. Expresó, sin ruborisarse: “Sí, amigos del continente europeo, os hemos espiado. Y es verdad que usamos ordenadores para clasificar los datos mediante palabras clave”. Cuando los europeos se iban a poner a trabajar para "defenderse", justo se produjo el atentado a las Torres Gemelas. Quién se iba a atrever a oponerse a algo...! Snowden ratificó lo que muchos sabían: que las empresas de telefonía estadounidenses son activas colaboradoras del espionaje de su país. Arrancó por orden del presidente George Bush y Barack Omaba se encargó de continuarlo. Los ciudadanos estadounidenses y europeos saben que son oficialmente espiados. Lo cual los llevará a ser cautos a la hora de comunicarse. De esta forma, se impone la autocensura y se afecta la libertad de comunicación. Los sistemas democràticos ya han sido vapuleados. Lo que se denunciò como escandalosas acciones de las dictaduras latinoamericanas por EEUU y Europa (luego de haberlas apoyado), ahora se sabe que llos las aplican sin problemas. Los espionajes que le permitìan a criminales como Augusto Pinochet, Jorge Rafael Videla, Alfredo Stroessner o Alberto Fijimori, someter a sus ciudadanos, ha sido (y es) una practica normal en los países del llamado "primer mundo". Todos somos "gran hermano".

 
Volver »