PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Miercoles 16 de Agosto de 2017 - 14:17Hs.
- Menu
Miercoles 13 de Marzo de 2013 a las 13:10

notas_columna

CORRUPCIÓN USA, EN IRAK

MILANO-ITALIA  (PrensaMare)  Los estadounidenses y sus aliados sostuvieron por años que la intervención (invasión y destrucción) en Irak, obedecía a cuestiones humanitarias y libertarias. Que le proporcionarían a los irakíes una nueva y mejor calidad de vida. Los años se han encargado de demostrar- pese al silencio de las cadenas informativas occidentales- que ello no ha ocurrido y que se está muy lejos que alguna vez suceda. La invasión de EEUU-OTAN en verdad obedeció a cuestiones geopolíticas y de control de recursos naturales. Una inmoralidad -es verdad-, pero realidad al fin. Porque ese dejar tierra arrasada para terminar con las famosas `armas de destrucción masiva` que jamás existieron, trajo aparejado que el país deba iniciar una suerte de reconstrucción (según modelo y necesidades occidentales), donde las empresas reconstructoras pertenecen a los países que invadieron (!). Países que además- vaya causalidad- se han repartido el negocio petrolero y gasífero. Pero lo cierto es que en medio de toda una inmoral normalidad, ahora ha salido a la luz que el importe de los fondos estadounidenses para la mentada reconstrucción, han sido despilfarrados. Y que el monto de esos delitos económicos asciende (por ahora) a la friolera de 8.000 millones de dólares. No es un dato aportado por sectores anti-estadounidenses, ni proviene de trascendidos. Es información surgida desde la mismísima oficina del Inspector General para la Reconstrucción de Irak. El informe prueba la existenia de la malversación de recursos destinados por el Gobierno USA para este programa. Sin embargo se ha mantenido en secreto los detalles de ese daño económico. El informe se titula `Learning from Irak` (Aprendiendo de Irak). En el mismo se describe detalladamente la estructura de gastos previstos para los programas de reconstrucción en el país asiático, donde se cita que “De 2003 a 2012, Estados Unidos gastó 60.630 millones de dólares en la reconstrucción de Irak”. Pero el Inspector, Stuart Bowen, encontró con que 8.000 millones de dólares... se han perdido. Y lo que es peor aún: en gran parte de los casos no se logró establecer a los culpables de su malversación. Porque se ha determinado en qué casos los recursos fueron malgastados por fraude. pero el tema es que muchas veces el proyecto fue realizado con honestidad (?) pero fue absolutamente inútil. De allí que jurídicamente no se le puede echar la culpa a nadie...

Esto no es un tema nuevo ni sorprendente en el accionar estadounidense. Es algo común y corriente. Casi se podría decir que ese es el segundo gran negocio de las guerras que se llevan adelante fonteras afuera. En otoño de 2011 la Comisión Bilateral del Congreso USA, que vigila los contratos militares,  publicó un informe con el análisis de los gastos en los servicios de subcontratistas privados que participaron en los trabajos de reconstrucción de Irak y Afganistán contratados por el Pentágono. De los 206.000 millones de dólares (!) asignados a las campañas de Irak y Afganistán, entre 31.000 y 60.000 millones se gastaron indebidamente. De ellos -por lo menos- 10.000 millones de dólares, fueron simplemente robados. EEUU abonaba a los mercenarios (encubiertos bajo la figura de `agencias de seguridad privada`) entre 1.000 o 2.000 dólares por un día de estancia en el lugar de operación. Monto abonado a los `empleados` de bajo rango. Y nunca se determinó cuánto cobraban los jefes, los superiores de ellos. Ni tampoco cual era "el retorno" (la coima o soborno) que percibían los jefes militares estadounidense que justificaban o certificaban dichos servicios.

Lo realmente increible es que tras el informe, se destaca que el trabajo de la inspección fue bueno porque se revisaron contratos no realizados, lo que permitió ahorrar 645 millones de dólares. Y se está hablando de 8 mil millones despilfarrados. Dentro de esta revisión se encontró un contrato de adiestramiento de las fuerzas iraquíes de seguridad, firmado con la empresa privada militar DynCorp. Para algunos, una "revisión" que en verdad buscó justificar el trabajo de la inspección. para otros, un `castigo`, porque dicha empresa de mercenarios no cumplió con un acuerdo de "retorno" de dineros a un grupo de generales...  La verdad que si se toman en cuanta los valores oficiales de lo que costó la reconstrucción y lo robado, se está en un escandaloso 13% de los recursos destinados. Dinero robado a los contribuyentes estadounidenses, a los cuales Barack Obama les impone ajustes, desprotección social y desocupación. Pero la peor conclusión de Stuart Bown es que “Nunca sabremos el volumen exacto de lo robado y malgastado”.

 
Volver »