PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Jueves 20 de Julio de 2017 - 13:49Hs.
- Menu
Lunes 31 de Diciembre de 2012 a las 10:52

notas_columna

DIOS NOS LIBRE DE ESTOS "PASTORES"

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA y RÍO DE JANEIRO-BRASIL  (PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  Las dictaduras azotaron los países americanos. Cumplieron sus funciones criminales y de entrega, escudados en la defensa del "orden" o "civilización occidental y cristiana". Lo increiblefue que sus jefes, asesores y protectores fueron EEUU (anglosajones y protestantes), Gran Bretaña (idem), Israel (orientales y judios), Francia (mezcla religiosa), España (pro-EEUU y católicos) e Italia (idem)... Una defensa que mucho no se podría entender, a menos que se tenga en claro que la lucha era en defensa de una ideología. Sin lugar a dudas que ambas dictaduras fueron de lo peor en el continenete. Aunque la de Argentina (1976-83), viéndose acorralada y con la creciente ofensiva popular desde mediados de 1982 en adelante, prefirió -por recomendación de la embajada USA- retirarse rapidamente y entregar el gobierno. Tenían miedo que la situación se saliera de cause y el peronismo tomarala iniciativa política en la lucha antidictatorial. Era preferible negociar con los radicales que enfrentar al peronismo. Mientras ello sucedió, los uniformados brasileños (1964-85) continuaron con una lenta retirada. Lo que vino después es sabido: un reacomodamiento o mimetización de quienes fueron soplones, alcahauetes, sirvientes, beneficiarios o cómpices. A la cabeza de ellos los medios de comunicación, que de una forma hipócrita e inmoral "descubrieron" las "violaciones a losderechos humanos". La Red O`Globo y el Grupo Clarín (junto a La Nación) han sido los mejores ejemplos de esa adecuación a la nueva realidad. Pero no los únicos; es bueno tenerlo presente.

Desde los propios sectores religiosos supieron ir moviendo sus cinturas y `encajar` con el nuevo discurso. Lo realizado por las religiones mayoritarias, esto es: catolicismo, evangélicos y judíos, a nivel superestructural fue lamentable. Ninguno de esos sectores ha realizado una justa autocrítica. Un análisis hacia adentro, que sea creible para lasociedad. Simplemente se fueron en palabreríos inconsistentes. Son indefendibles. La cantidad de víctimas que sufrieron los sectores populares, que profesaban esas creencias religiosas son los mejores ejemplos de la liviandad (o complicidad) de los jerarcas religiosos.

Para quienes sostienen que "el tiempo todo lo cura", es posible que tengan razón. Pero ello no significa no tener memoria. Y de seguro no van a lograr que el paso de los años haga olvidar. Aunque pasen décadas, las sociedades reclamarán respuestas.

Mientras desde el catolicismo argentino se reclama "diálogo", sus principales prelados han recurrido al silencio. Mientras exigen "humildad", ellos imponen la prepotencia. Porque ignorar, mirar para otro lado, desentenderse y ocultar, es una actitud que no se condice con quienes han abrazado la fe como entrega y compromiso. Mientras estos sucede en un país, en Brasil su sociedad se han enterado que dos represores se han sumado como pastores. Si ! Pastores del Señor, en este Reino...!

Alberto Conrado Avegno fue un espía, del servicio de Inteligencia brasileño. Lo mismo que Claudio Antonio Guerra. Los dos con sus `tareas` colaboraron con la criminal dictadura brasileña. Hoy, los dos predican (!). A Avegno en décadas atrás le toco infiltrarse entre los exiliados brasileños que habitaban en Montevideo. Fue un típico `topo`; un alcahuete, que entregó connacionales. Ya tiene 85 años, y el diario Folha de São Paulo, lo mostró como pastor en Uruguay. Guerra no solo que fue un criminal, sino que plasmó sus `tareas` en el libro Memorias de una guerra sucia (mayo 2012) Como integrante del temible DOPS (Departamento de Orden Político y Social) cumplió `tareas` principalmente en el Estado de Espíritu Santo. Tiene 71 años; predica en Brasil. Ninguno de los dos ha realizado autocrítica alguna a sus accionares o sobre la dictadura. Pero como si ello fuera poco, ninguno aparece como reclamado, sospechado o investigado por ningún organismo brasileño que refiera a violaciones a los derechos humanos (?). Pero claro, si algon los incomodara, ambos se refugiarían en la Ley de Amnistía impuesta por los militares en 1979...

Como para que no queden dudas de su lealtad para con los criminales, Avegno declaró al Folha: “Siempre luché contra el comunismo, es una porquería, la derecha es buena, es gente de bien”. Amen...

 
Volver »