PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Viernes 22 de Setiembre de 2017 - 19:33Hs.
- Menu
Miercoles 18 de Diciembre de 2013 a las 15:48

notas_columna

PARAGUAY: CÓMO BURLARSE DEL PUEBLO Y LA DEMOCRA - CIA

SANTA FE-ARGENTINA y ASUNCIÓN-PARAGUAY  (PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  Para el mundo, Fernando Lugo es un ex-presidente; es pasado. Hoy el mandatario se llama Federico Franco. A todo ello, Paraguay es literalmente ignorado en la región sudamericana y por decenas de países de todo el mundo. Es que mientras sus autoridades, la podersa prensa y los grupos de poder locales afirman que todo es normal, otros muchos consideran que Franco es el resultado de un golpe parlamentario. Recordando...: Lugo fue obispo, devenido en político, candidato (a regañadientes del Vaticano) y ganador. Desde su gestión, más allá de sus debilidades, limitaciones e incapacidad política, mostró un claro perfíl para avanzar en ciertos temas que los poderosos del país consideran que no se deben tocar. Pretender reconocer derechos para los más sometidos, apostar a la unidad latinoamericana, gobernar sin consultar a las corporaciones, mandar a uniformados acostumbrados a ser empleados de embajadores, pretender avanzar contra la corporación política, constituyen hechos peligrosos. Porello los poderosos lo atacaron permanentemente. Bastaba considerar lo que opinaban los principales medios de comunicación, para darse cuenta que la tarea de Lugo era titánica. Máxime si se tiene en cuenta que él pretendía sustentar su accionar con el voluntarismo y la Biblia... Ello lo llevó a no entender la política y terminar derocado y siendo co-responsable de su caida. Y con ello con la finalización de una experiencia popular, que genera desilusión, tristeza, abandono y desmoviliación de los sectores sociales más sumergidos. Lugo quería hacer política, pero sin política... Un hecho por demás de inocente (o cercano a la irresponsabilidad). Cómo fue...?: Lo cierto que los poderes antinacionales y antipopulares analizaron varias maniobras para terminar con el mandato luguista; máxime que en 2013 se debía elegir nuevo presidente y no se quería que el oficialismo contara con el control Estatal. Fue así que al final terminaron por armar una masacre campesina. Luego fue sencillo: le endilgaron la responsabilidad. Lo llevaron a una parodia de "juicio político", donde no pudo defenderse y lo sacaron del cargo. Muchos (inocentes) creyeron que Lugo iría a resistir. Pero ello era un imposible; no está en la formación política de él. Por ello su desplazamiento fue simple, rápido e higiénico. Como si se realizara una pequeñísima intervención quirúrgica. Tras ello, los medios y los grupos de poder se encargaron de dar vuelta la hoja. Y: a otra cosa mariposa. Sin embargo...: tras la masacre, que había sido presentada ante Paraguay y el mundo como un "enfrentamiento" de campesinos ocupantes ilegales de tierras con policías, se debía avanzar en el segundo paso. Esto es: que no se descubra absolutamente nada. Apenas se conocieron los sangrientos sucesos, PrensaMare se encargó de denunciar que había sido una operación de inteligencia, con intervención de personal ligado a una importante embajada. El paso de los meses se encargo de instalar la duda sobre aquél supuesto "enfrentamiento". Y en el mes de diciembre, los paraguayos y el mundo comprenden que se asiste a un escandaloso hecho montado para justificar una maniobra golpista. A los interesados en derocar a Lugo, no les interesaron los muertos que provocarían. Necesitaban "tirarle un muerto" a Lugo. Y le tiraron varios. Tras conocerse la acusación del fiscal de la causa, surgieron varias dudas. El 11-6-2012 murieron en los hechos de Caraguaty, 11 campesinos y 6 policías. El presidente Franco calificó al principal sospechoso -Rubén Villalba, preso en el temible penal de Tacumbú- de "asesino". Sin que la justicia haya fallado. Un hecho por demás de sugestivo, o llamativo. Villalba y otrosdirigentes campesinos lideraban una ocupación de tierras. Cuando estaban por comenzar a conversar con la policía comenzaron los disparos. Él fue uno de los primeros en recibirlos. Momentos después la masacre estaba consumada; y él, sin entender nada. Cuando fueron pasando los días comprendió que lo mejor era cuidarse y se escondió. Así estuvo por 3 meses hasta que lo capturaron. Los ocupantes del campo eran unos 70; como es común en esa zona (y en el interior paraguayo), poseían escopetas de caza. Uno de lo dirigentes hizo una lista, en un papel y a mano, con los nombres y apellidos de los que estaban en el campo. Era para pedir ayuda a la Secretaría de Emergencia Social. Sin embargo ese papel encontrado por la policía fue entragado a la justicia que les dictó la prisión preventiva a tosdos. Muchos de los cuales no estaban al momento de la masacre (!).La investigación y peritejedemostró que de las 5 armas secuestradas, solamente una estaba en condiciones de disparar (!). Pero lo increible fue la desaparición del lugar de los hechos de los casquillos de de armas automáticas que se usaron. Con certeza se sabe que las armas usadas fueron fusiles M16 (balas calibre 5,56) y carabinas M4; pero nadie dicce nada. Mucho menos la justicia. Si se sabe que tras los hechos se dispuso un profundo `rastrillaje` para retirar todos los casquillos. Eran las pruebas que demostraban que se usaron proiyectiles fabricados por una firma estadounidense. Y que las armas empleadas no son poseidas por ninguna fuerza de seguridad paraguaya (?). La teoría del fiscal es poco menos que descabellada o cómica: unos 70 campesinos con apenas 5 escopetas (una sola funcionando) y un revólver "atacaron" en una "emboscada" a un total de 324 policías (!). Cifra oficial de efectivos policiales, que de por si da una muestra de una movilización por demás de llamativa, para umplir una orden de desalojo que podía cumplirse semanas o meses después, pues no existe documental aguna que pruebe que existe propietario privado del campo. Porque el mismo pertenece al Estado paraguayo (!). Otro hecho por demás de escandaloso es que una de las armas "secuestradas" a los campesinos, en verdad fue robada... una semana después de la masacre (!) de la casa de un militar y encontrada abandonada. Sin embargo aparece en la causa... El informe de un médico forense indica que los disparos recibidos por los policías son "de arriba hacia abajo"; e ingresaron por lugares donde no estaban protegidos por los chalecos antibalas. Cómo pudieron tener tanta precisión los campesinos, que estaban jusnto a los policías...? Resulta evidente que dispararon desde lejos, como si fueran francotiradores, que sabían en qué lugares de los cuerpos policiales debían impactar sus disparos (es decir: donde no cubrían los chalecos). Increiblemente tampoco aparece en la investigación que desde el helicóptero utilizado en el operativo, se disparaba (!). Los testigos en la causa dicen que no pueden identificar a los agresores campesinos, porque tenían sus rostros cubiertos con pañuelos. El fiscal acusa a los campesinos de intento de homicidio, en razón de no poder determinar quién disparó a quién. Pero: cómo puede haber "intento" cuando aparecen 17 cadáveres...? Por otra, la misma justicia cita que "se perdieron" las filmaciones que la Policía Nacional realizaba desde el helicóptero (!). Una maniobra que busca chivos expiatorios de un hecho de alcance internacional, que -seguramente- condenará a inocentes y nunca deje en claro la verdad, ni mucho menos los responsables intelectuales y materiales de la masacre.

http://www.youtube.com/watch?v=_JFSjtAfOsY&feature=player_embedded

 
Volver »