PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Sabado 22 de Julio de 2017 - 03:44Hs.
- Menu
Sabado 17 de Noviembre de 2012 a las 16:15

economia_empresas

LA INMORALIDAD DE LA FÁBRICA IKEA

ROMA-ITALIA  Suecia logró instalar en el mundo una imagen o idea de progresismo. Sin embargo, también existieron en la construcción de ello, silencios y acciones non sanctas. En su momento esa fachada le servía a EEUU en su lucha contra el otro imperio, la Unión Soviética. Ahora, se conoció que la principal y más famosa cadena de muebles sueca Ikea usabana mano de obra forzada. Provenían de la -entonces- República Democrática Alemana (RDA), a losque usaban para montar sus productos. Ahora la firma salió a pedir perdón. Pero lo cierto es que lo hace décadas después de esa eplotación y cuando la firma ya es una multinacional. La esclavitud de esos trabajadores les sirvió para ser "competitivos" y ganermercados. Una inmoralidad desde donde se lo vea. “El empleo de presos políticos en las cadenas de producción fue y es totalmente inaceptable”, explicó el director de la firma en Alemania, Peter Betzel. A sabiendas...: La conducción de la mayor tienda de muebles del mundo estaban al corriente, anoticiados; eran conscientes desde 1981 que empleaban trabajadores forzados en la fabricación de sus productos. Que ahora salgan a disculparse, constituye nada más que una declaración de hipocrecía. “Lamento muy profundamente todo lo sucedido”, dijo Betzel, agregando: “Ikea intentó evitar la utilización de presos políticos. Sin embargo, hoy está claro que las medidas no fueron lo suficientemente efectivas. En esa época la empresa no tenía un sistema de control sobre todo el proceso en el extranjero”, dijo Betzel ante algunas de las víctimas.

Un estudio elaborado por Ernst & Young, indica que a partir de 1980 Ikea contaba con un representante en Berlín Este para coordinar las exportaciones e importaciones de la empresa. Al menos 66 fábricas tuvieron contacto directo con Ikea. En Waldheim (Sajonia) se fabricaron, sofás. Pero los presos de la RDA no fabricaron sólo para Ikea, pues también fueron usados para producir heladeras y lavadoras para países de occidente. Las asociaciones de víctimas de la RDA llevan meses esperando una explicación desde que salieran a la luz en mayo unas actas de la policía política de la RDA (la Stasi), donde se detallaba que los presos del gobierno democrático alemán fueron forzados a trabajar en fábricas de Ikea por lo menos a partir de 1975. El tema ha sido conocido como el Escándalo “Billy”, en honor de la famosa estantería de Ikea. También otras empresas del mundo occidental capitalista se beneficiaron de la explotación de los presos políticos y losdanmificados están a la espera que ellas asuman su responsabilidad y paguen un resarcimiento económico, además de una "declaración" de pedido de disculpas (?).

 
Volver »