PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Martes 21 de Noviembre de 2017 - 01:38Hs.
- Menu
Martes 28 de Agosto de 2012 a las 21:05

notas_columna

ESPAÑA: EL CAOS DE LAS JUBILACIONES

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  El país atraviesa una de las crisis más duras. Pero para algunos, no es nada comparado a lo que les espera a los españoles que quieran jubilarse a futuro...! España posee 4 personas en edad activa de trabajar por cada pensionista. Pero -según Seguridad Social- apenas 2,2 están trabajando... (los otros 1,8 están parados, desocupados). Ello quiere decir que: cara 2 españoles que aportan, 1 cobra pensión (!). No existe sistema en el mundo que pueda sostenerse.

Esta es la realidad a la que fue llevada España por los osiclistas y los populares. El tema es que los cálculos más confiables estiman que dentro de 20 años, cuando ingresesn otros 14 millones de niños, la cantidad de aportantes y de retirados (pensionados) estará igualada. Un pensionado con un aportante. Un panorama negrísimo. En la actualidad los más golpeados por esta situación de desocupación afecta al 52% de los jovenes (entre 20 y 30 años). Ello significa que al no trabajar, no aportan. Pero por otra, quienes están trabajando, lo hacen en calidad de temporal. Por lo cual les resultará practicamente imposible pensionarse, y además deberán afrontar (hacerse cargo) de aportar para que sus padres perciban la jubilación. El sistema capitalista al cual la unidad socialistas-populares llevó a la sociedad es la de un presente muy difícil y un futuro imprevisible. Tanto que los jovenes carecen de viabilidad para sus vidas. No existe -para ellos- ni presente ni futuro. La sociedad los prepara para que trabajen, pero les niega esa posibilidad.

La última reforma del sistema de pensiones establece que los españoles deberán trabajar 37 años para poder acceder a una pensión contributiva. Pero teniendo en cuenta el elevado porcentaje de desocupados entre los jovenes, ellos comenzarán a cotizar a los 30 años. Pero pensando en la voracidad del capitalismo y que posiblemente muchos de los que comiencen a trabajar luego de los 30 años, deberán soportar períodos de desocupación (entre los 30 y los 67), la teoría de pensar que se pensionarán a los 67 años es ilusoria. O lo que puedan percibir será vergonzozo. Si se tiene en cuenta que el socialismo es la cara `progresista` de la política española, bueno sería imaginar lo que la derecha puede seguir proponiendo a futuro para `salir de esta situación`...

Durante la presidencia del socialista José Luís Rodríguez Zapatero se impusieron las reformas como la jubilación a los 67 años, la extensión del período de cotización y del tiempo para calcular la prestación. A este rítmo en la década del 2020 aparecerán los primeros graves síntomas de la crisis previsional. Y en la siguiente (en los del 2030) se estaría ante la quiebra, y sin Fondos de Reserva. Pero si el sistema pudiera abonar a los pensionistas, el pago que les haría sería bajísimo. Es cierto que el Estado posee fondos importantes (más de 65 mil millones de euros) pertenecientes al sistema previsional. Pero el 90% de dicha suma ha sido invertida por el Estado, que compró... deuda española (!).

España instrumentó el `sistema de reparto` para las jubilaciones. Los economistas dicen que éste es inviable a largo plazo y que se debería pasar al `sistema de reparto`; el mismo que impusieron EEUU-UE en diferentes países del mundo. Este segundo tambien se lo conoce como `de capitalizaciòn. En el primero, las jubilaciones se pagan gracias a los aportes que hacen los trabajadores activos y lo que aporta el Estado, desde un fondo común o `una única caja`. En el segundo, cada afiliado `deposita` sus aportes individuales, que le son administrados o gestionados (por el Estado o por empresas: administradoras de fondos de pensión). Al jubilarse, quienes le han manejado esos ahorros, se lo devuelven según los `beneficios` que lograron al hacer ese manejo. El tema es que esas empresas administradoras usan los dineros que no le son propios (sino de los trabajadores que aportan) y ellos invierten, arriesgan, gana o pierden y cobran su comisión por ese trabajo, que lo paga el aportante (trabajador). El capitalismo presenta este segundo sistema como el mejor, porque `cada afiliado es dueño (?) de sus aportes, y no tiene que solventar a nadie. Evita y desprecia la solidaridad que propone el `sistema de reparto`.

Todo esto es teórico, pero existen dudas grandísimas que ni socialistas ni populares pueden responder coherentemente. Porque a futuro los que se jubilen cobrarán muy poco, por lo cual deberán recurri al Estado para que los ayude en la subsistencia. Y se espera que se continúe elevando el promedio de vida, con lo cual cada vez existirán más jubilados, por más tiempo y cada vez menos aportantes. Quiénes se harán cargo de ellos dentro de 30 o 40 años... Felipe González, Aznar, Zapatero, Rajoy...?

 
Volver »