PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Lunes 21 de Agosto de 2017 - 07:19Hs.
- Menu
Miercoles 11 de Julio de 2012 a las 13:37

notas_columna

LA VIDA ENTRE RAJOY Y MERKEL

MADRID-ESPAÑA y SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  Europa es un herbidero. Los mercados aprietan y los políticos ceden. El pueblo nada puede hacer y es castigado por los ajustes. Irlanda, Portugal, Grecia, Italia y España son los mejores (?) ejemplos de ello. Mientras tanto Alemania observa, exige, reclama, fiscaliza y hace su negocio. La Unión Europea sigue mostrando que existen europeos de primera, de segunda y de tercera. Hace un año, cuando el derechista Mariano Rajoy era opositor (del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero) reclamaba baja de impuestos y asustaba al electorado con que el triunfo socialista traería más ajustes. Hoy por hoy los españoles se han dado cuenta que entre ellos (socialistas y Partido Popular-PP) no existen diferencias. Lo mismo que en Grecia, entre los socialistas del Pasok y la derecha de Nueva Democracia-ND (que son socios en el gobierno desde hace décadas). El 11-7 se conoció que además de todos los ajustes dispuestos por Rajoy, también decidió aceptar las exigencias de la triada maldita (FMI-UE-Banco Central Europeo) que ya viene castigando a Grecia. En ese camino, anunció una reforma de la administración (para ahorrar 3.500 millones de euros) y una suba del IVA (del 18% al 21%). Una suba directamente ligada al consumo. Esta noticia se agrega a las anteriores de 27.000 millones de euros que incluían los presupuestos; los 18.000 millones en disminución de gastos y subidas de ingresos puestos (a las comunidades autónomas). A este ritmo, los españoles van a terminar pensando que Rodríguez Zapatero era `izquierdista`... pues `apenas` ajusó por 15.000 millones en 2 años. La `reforma` de la administración significa que desaparezcan empresas públicas, despidos y hasta una disminución del 30% en el número de concejales. Y para que los europeístas del poder se queden tranquilos, Rajoy les aeguró que "el paquete de consolidación fiscal, incluyendo ingresos y reducción de gastos, representará una cifra de 65.000 millones de euros en los próximos dos años y medio" (se sentirá orgulloso de ello...?).

Ante semejante ajustazo que paga la ciudadanía española, la Unión Europea decidió colocarle a la vista de Mariano Rajoy una zanahoria más grande... Por ello la UE le dio un año más de plazo, hasta 2014, para llegar al objetivo de un déficit público menor al 3% del PBI. En ese sentido la derecha española que gobierna, debe reducir el déficit al 6,3% este año (antes había previsto llegar al 5,3%, pero resultó imposible); al 4,5% en 2013 (la promesa había sido llegar al 3%) y al 2,8% en 2014. Mientras tanto, también los ministros de Finanzas de la Eurozona le han asegurado a Rajoy que le darán el dinero necesario (rescate) para ayudar a los bancos españoles. Y dando muestras de una gran hipocrecía, la Comisión Europea saludó el mismo 11-7 al gobierno español por las medidas adoptadas, a las que calificó de "paso importante" (hacia dónde ?). "Estamos satisfechos de que el Gobierno español anuncie estas medidas el día siguiente de la adopción por el Consejo de ministros de una nueva recomendación para España para la corrección de su déficit excesivo", dijo el vocero en Asuntos Monetarios, Simon O`Connor.

Mientras esto ocurre en España, los alemanes hacen un pingüe negocio; y logran disimular su crisis. Porque los fracasos electorales de la canciller Angela Merkel,  a `algo` se deben... Lo concreto que la deuda española debe pagar intereses similares a los de los bonos basura, para que los mercados los compren. A todo ello, Irlanda, Grecia y Portugal, no pueden acceder a los mercados financieros para refinanciar su deuda. Chipre ha solicita un `rescate`, y al igual que Eslovenia, tampoco puede recibir dineros en los mercados. Nadie confía en ellos. Sin embargo Alemania sonríe y -se podría decir- brinda con buen champagne. Porque ante `el miedo` de los inversionistas, que deciden no comprar papeles (de las deudas públicas) de varios países europeos, prefieren apostar por lo seguro. Compran papeles de los alemanes. De esa forma se fortalece la economía de ese país -con el ingreso de grandes sumas de dineros-. Es así que Alemania refinanció su deuda (que es del 80% de su PBI), lanzando al mercado bonos con emisiones a 2 años, 1 año y 6 meses. De esa forma, en el juego financiero de la refinanciación de su deuda a bajísimo interés, se ahorró... 25.000 millones de euros. Los inversionistas prefieren ir a lo seguro (papeles alemanes) que pagan poquísimo o nada de interés, antes de arriesgarse a comprar papel-basura español (o italiano, o irlandés...). Lo increible de todo esto es que Alemania mantiene una gran dureza sobre el resto de los países europeos, a los que acorrala y fiscaliza. Los va llevando hacia el descreimiento de los inversionistas, que al final terminan invirtiendo en papeles de... Alemania (!).

Los analistas consideran que la política alemana es macabra; porque en verdad ellos mismos están atravesando durísimos problemas internos, por lo cual los alemanes cuando llegan a las urnas le dan la espalda a Merkel. Pero la habilidad de ésta ha sido la de instalarse como fiscal europea y otorgar seguridad a los mercados. De manera tal que otros países europeos son los que -en definitiva- subsidian el veranito que disfrutan los alemanes. Por ello Merkel es acérrima opositora a que se creen los  eurobonos o que el Banco Central Europeo actúe en los mercados de deuda con problemas. Es que de ocurrir ello, se le terminaría el negocio a Alemania...

En otras palabras, se podría decir que los inversionistas (y Alemania) han llevado a una situación tan desesperante a las economía de ciertos países europeos, que esos mismos apostadores (o usureros de guantes blancos) temen, y le piden a Alemania que les cuide los dineros (ganados a costa de otros países), sin cobrarle nada... Resulta más que sugestivo y sospechoso!; el capitalismo sin ganar nada...?.


Los datos...: El Bundesbank informó que Alemania emitió desde comienzos de 2010 un total de 466.000 millones de euros en bonos (plazos de entre 1 y 30 años). Los intereses a pagar serán 7.800 millones de euros. Si Alemania colocara los bonos según los intereses que pagaba en el 2009, esa suma habría llegado a los 33.500 millones de euros.

 
Volver »