PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Domingo 24 de Setiembre de 2017 - 00:00Hs.
- Menu
Viernes 08 de Junio de 2012 a las 13:33

notas_columna

ALEMANIA ARMA A ISRAEL

ROMA-ITALIA  (PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  Estados Unidos y la Unión Europea llevan adelante una fuerte ofensiva contra Irán y Siria. Para el segundo apuestan a derrocar `democráticamente` a su gobierno. Para el primero, ya han montado en el mundo la idea o `necesidad` de atacarlo, para defender al mundo de su plan nuclear. Mientras esto sucede, el mundo se calla hipócritamente los últimos días de mayo de 2012 no dándole importancia a que se conoció sobre los suministros por parte de Alemania a Israel de submarinos, capaces de portal armas nucleares. El hecho se convirtió en un escándalo que llegó hasta el Bundestag (el parlamento de Alemania). Lo que en su momento se llamó una "cooperación técnica y militar entre Berlín y Tel Aviv", en verdad fue que el Gobierno alemán dio su visto bueno para  suministrar a Israel, submarinos de la clase Dolphin. La responsabler de esta operatoria es nada más y nada menos que la canciller alemana, Angela Merkel.

Recientemente, el 3-5-2012, Alemania hizo entrega a Israel del cuarto submarino diesel eléctrico Dolphin; los 3 anteriores se suministraron en 1999 y 2000. Estos submarinos permiten que se le instalen misiles de gran alcance. Por lo cual, a sabiendas del poderío nuclear israelí, Alemania le ha otorgado a Israel la posibilidad de disponer de submarinos nucleares.

En los años de los `90, Bill Clinton se opuso a vender a Israel misiles de largo alcance de la calse Tomahawk (diciendo que si lo hacía produciría un desequilibrio militar en la región asiática). Por ello Israel decidió avanzar por su cuenta y desarrolló un misil de largo alcance de lanzamiento submarino. Se dice que el sistema se llamaría Popeye Turbo SLCM (Submarine-launched Cruise Missile) y para ello se tomó como base el misil crucero AGM-142 Popeye. Pero en su desarrollo, los israelíes lograron otorgarle no solo un lanzamiento submarino, sino que aumenraon su alcance, de las 200 a las 900 millas marinas. Las prácticas de dichos misiles fueron hechas por Israel en el Océano Índico en mayo de 2000. Y los lanzaron desde los submarinos alemanes Dolphin. Si el mundo ya estaba anoticiado del acuerdo y provisión alemana a Israel hace tantos años, porqué se conoce recién ahora la denuncia...? Lo cual resulta llamativo; porque la hipocrecía alemana, reclamando `justicia` para los palestinos, en verdad ha sido una magra pantalla para seguir aprovisionando a Israel. Inclusive para cerrar en marzo de 2012 el encargo israelí por el sexto submarino de la clase Dolphin.

Al saltar este escándalo con olor a interna política alemana, y no para cuestionar el militarismo israelí, la `defensa` del gobierno de Merkel fue entre inocente e hipócrita. Porque el vocero del Gobierno, Steifan Seibert, manifestó que al entregarse los submarinos no portaban armas nucleares. Una forma de lavarse las manos y dejar en claro que si Tel Aviv quisiera hacerlo, ello no es asunto de Alemania. Una asqueante hipocrecía, propia de la derecha.
La alemana Merkel va mostrando cómo pierde terreno tras sus políticas de dureza. Las urnas son la mejor muestra en dicho sentido. Y como tratando de `limpiarse` y endilgarle la derrota a un compañero de partido, tras la estrepitosa caida de la UDC en Rhin del Norte-Westfalia, la política despidió al ministro de Medio Ambiente, Norbert Roettgen (que lideraba la lista de la Unión Demócrata Cristiana en dichas elecciones !). Al parecer, el armar a un país que maltrata a millones de personas vecinas no son un elemento suficiente como para que los alemanes se conmuevan. Para ellos el nuclearizar a Israel es apenas un tema de consumo interno electoralista...

 
Volver »