PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Jueves 20 de Julio de 2017 - 21:52Hs.
- Menu
Martes 08 de Mayo de 2012 a las 13:03

notas_columna

A PROPÓSITO DE LA JUAN DOMINGO...

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  Desde el primer fin de semana de mayo los medios más poderosos del país se han encargado de informar e instalar la aparición del la agrupación peronista La Juan Domingo. Ella es presentada como la destinada a enfrentar a la agrupación La Cámpora. Todo un mensaje, que lejos de estar cargado de intensionalidad informatica, conlleva una grandísima carga ideológica, antinacional y antipopular. En verdad que esta aparición me sorprendió y dolió.

Porque significa ni más ni menos, que el imperio ha logrado dar forma a una nueva lucha ideológica desde adentro mismo del Movimiento nacional.

Porque hasta ahora, los ataques a Cristina Fernández estaban claros. Las agresiones y mentiras sobre su gestión administrativa (y la anterior de Néstor Kirchner) eran algo observable. Porque el enemigo usaba a los dos principales grupos informativos, que se encargaban de instalar lo que ellos necesitaban. Porque la derecha política, impresentable, mediocre, inepta y cómplice, se venía moviendo al compás del dictado de "ideas"  multimediáticas. Relegando a la política (la suya) a ser una `herramienta` del poder económico-financiero-empresarial. Y logicamente que dentro mismo del peronismo, aparecían quienes jugaban dentro de esa línea. Pero los hechos y las elecciones se encargaron de demostrar que existía un máximo agrandamiento mediático (de ellos), con mínima disponibilidad de votos (de ellos). Quienes desde el peronismo jugaron esas partidas (hermanos Rodríguez Saá, Carlos Reuteman, Francisco De Narváez, Mario Das Neves, Carlos Menem, Eduardo Duhalde.....) se alejaron del Gobierno nacional por propias decisiones. Tomaron un camino diferente, por propia elección. Mostraron toda su derechización en forma perfecta y contundente. Terminaron aliados o asociados (abierta o `secretamente`) con la Sociedad Rural, Clarín, La Nación, Ricardo Alfonsín, Hermes Binner, Mauricio Macri. Esta clase dirigente peronista fue la que "sacó los pies del plato". Se aisló política y electoralmente peleando desde afuera por su exclusiva responsabilidad. Porque ellos sustentan un proyecto político totalmente contrapuesto al que impulsa la presidenta Cristina Fernández.

Eran posiciones perfectamente delineadas. El imperio peleaba "desde afuera" e impulsaba todas sus intensiones por derechizar al Gobierno, con los conocidos dirigentes del peronismo (hermanos Rodriguez Saá, Carlos...). Esa clase dirigente fue a la vez, la misma limitante de ese proyecto propio.

Ese contundente fracaso, hizo que el imperio adoptara e implementara una nueva maniobra: Generar la pelea "adentro" mismo del peronismo. Comenzaron por montarlo en el principal distrito electoral argentino: la provincia de Buenos Aires. Es así que de manera burda crean una agrupación bajo las mismas características mediáticas (imitando la denominación) que La Càmpora. Se llama: La Juan Domingo. Una muestra de escasa imaginación, pero de máxima intensionalidad divisionista. Atacar a La Cámpora es atacar directamente a la mandataria. Primero y durante meses, tales medios se encargaron de montar una demonización de dicha agrupación (La Cámpora). Hasta se podría decir que sin ningún tipo de vergüenza, se calzaron las camisetas de José López Rega y El Caudillo, asumiendo su continuidad histórica. Los ideólogos mediáticos de esa maniobra en verdad que exageraron; pero no fue un error. Fue una canallezca decisión. Buscaron efectuar un montaje, asustando a la sociedad; pretendiendo mostrar a La Cámpora como prepotentes, autoritarios, poderosos, masivos, arrogantes, izquierdizantes que "van por más"... Y es verdad que con muchas actitudes, algunos dirigentes camporistas no se preocuparon por demostrar que ello no era real... Pero también es claro que esa derecha mediática-política-empresarial-sindical quiere "ir por más". Allí radica el enojo. Pero de allí a que La Cámpora constituya un "peligro nacional", existe demasiado de fábula. Lo concreto que ese desprestigio mediático (o dudas) ya ha quedado instalado. Un hecho también inmerecido. Pues La Cámpora no es tanto como se sospecha, dentro del peronismo. Podrá disponer de algo más de una docena de diputados nacionales; que el hijo de la presidenta sea uno de los conductores; que ocupen algunos pocos cargos nacionales; que disponmgan de buenos recursos económicos; y de gran capacidad operativa comunicacional...

Pero La Cámpora -guste o no- no es un agrupamiento masivo; y seguramente nunca logrará serlo.

El tema en sí es que dentro de este marco político, La Juan Domingo aparece para dar pelea política desde adentro. Un hecho que debilitará al Movimiento Nacional, a la vez que avanza hacia un claro enfrentamiento ideologizado. El peronismo ha sido en su historia, como un abanico suficientemente abierto; pretender cerrarlo de un lado o de otro solo sirve para achicar el ángulo de abarcamiento del propio abanico.  En la historia del peronismo existieron el MJP, JP, Movimiento Villero, FEN, CNU, CdO, JUP... e infinidad de organizaciones que le dieron vida. Algunas han dejado precedentes memorables; otros dejaron recuerdos inmorales. Y así seguirá ocurriendo. El peronismo se realimenta constantemente, más allá de sus agrupamientos. Inclusive de ciertos dirigentes que no entienden el designio histórico con que fue creado: El de servir para mejorar al Hombre y construir una sociedad mejor. No es menor la pretensión ! Pero no todos la comprenden (y aceptan). Tanto que a más de 6 décadas de su nacimiento existen quienes se prestan a tironeos haciéndole el juego (a sabiendas o no) a quienes se empeñan para que el Hombre siga estando esclavizado; y no pueda construirse esa Patria anhelada.

 
Volver »