PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Lunes 21 de Agosto de 2017 - 07:20Hs.
- Menu
Domingo 05 de Mayo de 2013 a las 15:12

notas_columna

PROTECCIONISTAS ESCANDALIZADOS

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare, www.prensamare.com.ar

Los países que han aplicado una política comercial proteccionista de la industria para fortalecer su propio desarrollo han elegido a la Argentina como blanco de críticas ante la OMC. Ahora apuntan al mecanismo de compensación 1 a 1.

Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, con el respaldo de Canadá y Australia, volvieron a criticar a la Argentina por la política comercial, aunque esta vez se concentraron sobre las medidas de compensación de importaciones con exportaciones que el Gobierno solicita a las empresas. Los países desarrollados aprovecharon la reunión del Comité de Medidas en Materia de Inversiones Relacionadas con el Comercio para citar el caso argentino. Es la tercera vez, en algo más de un mes, que lo hacen. En Cancillería sostienen que esa presión es impulsada por Estados Unidos.

La presentación conjunta de ayer es una réplica de la realizada a fines de marzo en el Consejo de Mercancías de la OMC, aunque ahora fue planteada en el ámbito de protección de las inversiones relacionadas con el comercio. Allí rige un acuerdo que obliga a los países miembro a cumplir con una serie de condiciones para garantizar la libre operatoria de las firmas multinacionales. Entre las políticas que violarían el acuerdo, según especifica en el anexo del texto, está la obligación de comprar bienes de origen nacional a través de una especificación según volumen o valor de los productos, y la limitación en cantidad o valor de las importaciones de una empresa. También son medidas incompatibles con la OMC la restricción de importaciones en función de la capacidad para exportar, la limitación en el acceso a divisas para importación y los condicionamientos sobre las exportaciones de las firmas.

Los países criticaron en la OMC la compensación “1 a 1” que el gobierno nacional impone como condición a las empresas para liberar las compras del exterior. “Ese tipo de medidas restringen las importaciones, distorsionan el libre comercio y no son aceptables. Son contrarias a los compromisos de Argentina en el G-20 y sus obligaciones en la OMC”, indica la presentación. Argentina respondió que las importaciones en 2011 crecieron a una tasa superior a la registrada por los otros países del G-20. La desaceleración y luego caída de las compras al exterior sobre el final de 2011 y en los primeros meses de este año, planteó el Gobierno, guarda relación con el nivel de actividad y no con la administración de comercio.

El Gobierno despliega en forma activa una política comercial tendiente a impulsar la sustitución de importaciones y proteger el superávit comercial. Son herramientas que se utilizan con relativa firmeza desde 2008, y con mayor intensidad desde comienzos de este año, con el sistema de declaración jurada anticipada de importaciones. Esas medidas se asemejan a las directrices que guiaban la política económica en la segunda etapa de la industrialización por sustitución de importaciones, en la década del ’60. El despliegue de la cadena de valor de las multinacionales a escala global choca en la actualidad con esas restricciones, situación que la legislación de la OMC busca evitar.

La posibilidad de que los países presenten en forma conjunta algún caso formal contra Argentina está latente, aunque la OMC posee un laberinto burocrático que dificultaría una rápida resolución. Además, existen varias instancias donde las partes pueden conciliar posiciones. En Cancillería indican que si la intención fuera presentar una queja en forma oficial, los países supuestamente perjudicados ya lo habrían hecho. En cambio, se trataría de una presión de tipo político.

A fines de marzo, Estados Unidos, la Unión Europea y otros doce países presentaron la primera declaración en conjunto en la OMC en reclamo por la política comercial que Argentina aplica, en el marco del Consejo para el Comercio de Mercancías. Luego, el 27 de abril se presentaron quejas en torno de la supuesta excesiva demora en la entrega de licencias no automáticas de importación. Un reciente informe del Departamento de Estado sobre la política comercial de todos los países que intercambian mercancías con Estados Unidos resalta que, para el caso argentino, “compañías estadounidenses que operan en Argentina expresaron preocupación por las medidas que demoraron y en algunos casos frenaron exportaciones de bienes estadounidenses hacia ese país”.

 
Volver »