PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Viernes 22 de Setiembre de 2017 - 05:01Hs.
- Menu
Miercoles 04 de Abril de 2012 a las 12:57

notas_columna

JUAN CARLOS, EL PEÓN DE EEUU

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  La prensa española y los dos diarios más importantes de Argentina -Clarín y La Nación- coinciden. Casi hablan -o escriben- al unísono. Atacan al Gobierno argentino, en defensa de los intereses de quienes se oponen a cualquier atisvo de proyecto nacional y popular. En los últimos meses se han encargado de levantar la bandera de la victimización de YPF. Una firma que fue privatizada por Carlos Menem, cuando la ofensiva privatista de EEUU y la UE arreciaba por el mundo. La misma, a través del control de la españolísima Repsol, pasó a formar parte de la estrategia de las multinacionales españolas. Que a su vez aspira a desempeñar el papel de sub-imperialismo en Latiunoamérica, dentro de la órbita de EEUU (y su andamiaje anglosajón).

Esto no es nuevo. Desde la época del famoso Pacto de La Moncloa, que España ha decidido ser una herramienta regional del imperio-colonialismo. Los años y las acciones de la OTAN se encargaron de demostrar ello (invasiones a Yugoslavioa, Pakistán, Afganistán, Irak, Libia...). En esa configuración internacional o tablero de la política, Juan Carlos, que es rey para los españoles, es tomado como un peón, por los presidentes estadounidenses. El monarca ibérico cumple al pie de la letra su tarea. Es así que el responsable de haber `blanqueado` a la tiranía de Francisco Franco, muestra sus ínfulas coloniales y defiende a sus multinacionales ante países que buscan desarrollarse. Días atrás, lo medios argentinos y españoles se encargaron de informar que el rey había llamado telefónicamente a la Presidenta Cristina Fernández para "reclamarle" (?) por la petrolera. Es decir que los medios informaron, actuando en verdad como verdaderos voceros de la corona (!). La operación política y mediática apostó a mostrar a una Presidenta sometida o dependiente. Y a un monarca altruista, defensor de las inversiones. Pero lamentablemente para él y la petrolera, el Gobierno nacional argentino y algunos Estados provinciales le exigen a YPF que cumpla con lo que debe cumplir. Más inversiones y elevación de la producción en un 15%. Por lo pronto, ante la negativa a hacerlo, ya le fueron rescindiendo varias adjudicaciones de áreas que explotaba.

Lo increible del caso es que los medios argentinos y españoles se encargan de ocultar. La decisiòn de no invertir y no producir màs, se enmarca dentro de la estrategia de YPF, incorporada a la estrategia política española, dentro de la dependencia de EEUU. España ha ordenado no invertir y no producir en el ámbito petrolero argentino. Es una decisiòn geopolítica. Increiblemente hace eso cuando la propia España necesita petróleo. Tanto que el 4 de abril el rey Juan Carlos apareció periodísticamente reunido en Kuwait con el emir kuwaití, Sabah Al Ahmad Al Sabah; el primer ministro, Jaber Al Mubarak Al Sabah, y el ex-primer ministro, Naser Mohamed Al Ahmed Al Sabah. España fue a buscar petróleo kuwaití para superar el problema que se le genera al decidr Irán no venderle más a partir de julio. La decisión de EEUU y la Unión Europea de tratar de acorralar a Irán (por el tema del desarrollo nuclear) le hizo perder a España el principal proveedor de petróleo que tenía (!). El tema es tan grave, que no viajó nadie del Gobierno de Mariano Rajoy, sino el mismísimo rey. Con lo cual se desmiente aquello de: "el rey reina, pero no gobierna". Por lo menos en este caso, Juan Carlos sale a gestionar en materia de política exterior y económica. Es que él posee excelentes relaciones con las monarquías del golfo Pérsico; una gran coincidencia (sólo eso ?) con los mandatarios USA. 

España es un país al que muchos pretenden mostrar como un ejemplo (?), y en verdad que es una muestra clara de la dependencia energética general. Depende de las importaciones en un 80%, superando en 20 puntos la media europea (!). Depende en un 99% de las importaciones para cubrir el consumo de crudo. En los últimos 12 meses las exportaciones de petróle iraní cubrieron el 14,7% de las importaciones de petróleo españolas. Cuando la OTAN invadió Libia (donde tomó parte España), se cayeron las exportaciones desde este país, por lo cual Irán proveyó más petróleo, llegando hasta el 20%. Lo que busca Juan Carlos es que desde Arabia Saudí o desde Kuwait, le puedan sustituir las ventas iraníes.

Este acuerdo -que de seguro se concretará- más allá del costo económico, le significa a España depender aún más de la sociedad EEUU-Países del Golfo. Es decir que a Juan Carlos no le tiembla el pulso para claudicar ante sus patrones, de la misma forma que no le tiembla el pulso para atacar o sabotear cualquier tipo de desarrollo de países emergentes (como Argentina, Brasil, Venezuela...). Raro papel el de este rey, que en verdad es un peón...

 
Volver »