PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Martes 27 de Junio de 2017 - 05:38Hs.
- Menu
Martes 13 de Marzo de 2012 a las 04:57

notas_columna

GRECIA Y LA ESTAFA CAPITALISTA

ROMA-ITALIA y ATENAS-GRECIA  (PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  Grecia está quebrada. Lo que se está haciendo ahora es una sumatoria de artilugios para ganar tiempo, y evitar que esa situación afecte a los grandes de Europa. Nada más. Pero lo importante de esta situación -para el mundo- es que ha quedado al descubierto la escandalosa maniobra que los financistas, especuladores, timberos, usureros y políticos (con los mejores antecedentes), llevaron adelante para ganar dineros a costa de llevar a la bancarrota a un país.Cuando la situación de Grecia era indefendible y estalló que el rojo era irreversible, los `analistas` salieron a justificarse acusando a los griegos de ahber engañado con sus datos, cuentas, balances y estadísticas. Algo verdaderamente increible, si se tiene en cuenta el nivel de control que ejercen el FMI y la Unión Europea sobre las cuentas de sus socios. Qué pasó...?: El tema en verdad fue otro. La conocida firma Goldman Sachs es un poderoso banco USA. En su momento cobró la nada despreciable cifra de 600 millones de euros para mentir internacionalmente sobre los números griegos. Esa cifra fue `barata` porque el maquillaje le permitió a Grecia cumplimentar las exigencias y requisitos que le fijó la Unión Europea, para aceptarlo en la zona euro. Goldman Sachs cumplió el papel de `engañador` y cobró para ello. No fue una maniobra descabellada, en soledad o individual, sino que contó con el apoyo, silencio o mirada para otro lado, de todo el ambiente económico-financiero y político de los poderosos europeos. Por más de una década (1999 al 2010) las autoridades griegas mintieron. Al final la verdad salió a la luz: Grecia estaba quebrada. Y para que no arrastrara a otras economías europeas, terminaron por otorgarle "salvatajes", mientras le voltearon y cambiaron el Gobierno y le aplicaron ajustes tras ajustes. Al final la gravedad era tan elevada, que los propios especuladores y usureros (tenedores de la deuda pública griega) debieron "perder", aceptando una quita de la deuda. Se calcula que la banca privada francesa dejó en el camino unos 7.000 millones de euros (!). Cómo fue todo...?: Mediante el famoso Tratado de Maastricht de la Unión Europea, se establecieron las exigencias a cumplir para poder sumarse al euro. Ningún miembro de la Zona Euro podía tener una deuda superior al 60% del PIB; los déficit públicos no podían superar el 3%. Esos 2 datos eran fundamentales. Y como Grecia no podía cumplirlos (y todos lo sabían), a mediados del 2000, apareció Goldman Sach (GS). Porque Grecia tenía una deuda que era del 103% de su PIB. Entonces GS trasladó la deuda griega de una moneda a otra. Cambió la deuda que estaba en dólares (y yenes) por euros; y para ello inventó una tasa de cambio ficticia (!). De esa forma logró "reducir" el endeudamiento griego y el déficit, y Grecia pudo `cumplir` con el... Tratado de Maastricht. Esta auténtica sociedad de delincuentes financieros no hizo más que apostar a una gran negociado y "a patear el escándalo" a futuro (como sucedió). Total quienes pagarían (y pagarán) serán los ciudadanos griegos. Justificaciones...: A la hora de tratar de buscar culpables, GS sostiene que se basó en las informaciones que le proporcionó Eurostat (organismo europeo de estadísticas). A su vez Eurostat informa que ellos actuaron responsablemente y solo se dieron cuenta del real endeudamiento griego.... en 2010. Sin embargo la maniobra ya estaba en marcha -al menos- en el 2003. Inclusive en un informe del 2004, Eurostat denuncia la existencia de “falsificación generalizada de los datos sobre el déficit y la deuda por parte de las autoridades griegas”. Pero todos miraron para cualquier lado, mientras esquilmaban a Grecia. Se ha denunciado que en el 2010 el presidente del Banco Central Europeo (BCE), se negó a entregar los documentos que permitieran conocer la verdad. Por lo que se presume que existió -también- complicidad del BCE. El actual presidente del BCE es el italiano Mario Draghi. Un hombre de confianza de los ambientes financieros estadounidenses, que entre el 2002 y 2005 fue vicepresidente de... Goldman Sachs para Europa. Ello significa que Draghi conocía la maniobra de su empleadora con la deuda griega (!). Premios...: Y como todo tiene que ver con todo, le correspondió al mismísimo BCE proteger a Draghi y que no se descubriera (a través de auditorías) cómo fueron las irregularidades en Grecia. Siempre existía un `pero` o secretos. Final cantado...: Ahora ya el juego ha quedado descubierto y -vaya coincidencia- le correspondió a la `triada maldita` (FMI, UE y BCE) apretar al máximo a Grecia; arrodillarla e hipotecarla de por vida. Por el contrario, ni Draghi, ni los banqueros franceses, ni Angela Merkel, ni David Cameron, ni Mario Monti, ni Nicolas Sarkozy, ni Mariano Rajoy, ni mucho menos Goldman Sachs, asumen las responsabilidades y costos de la gran estafa capitalista. El pueblo griego deberá pagarlo. Inclusive aquellos descendientes que ni siquiera han nacido.

 
Volver »