PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Jueves 20 de Julio de 2017 - 13:35Hs.
- Menu
Viernes 10 de Febrero de 2012 a las 13:17

notas_columna

JAZMÍN DE GRAZIA Y LA HIPOCRECÍA

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  La muerte de la modelo y periodista Jazmín de Grazia sorprendió. Apenas tenía 27 años. El informe policial y la autopsia indicaron que murió ahogada en la bañera de su departamento. Estaba sola y había consumido cocaína. Día después del deceso, el diario Crónica publicó fotos "exclusivas" de ella, muerta en la bañera; y también de la droga y el `canuto` para consumirla. Inmediatamente comenzaron a generarse infinidad de comentarios y opiniones, usando (qué otra cosa !), las redes sociales. Desconocidos y conocidos; faranduleros o de otros ambientes opinaron. En su amplísima mayoría indignados. Entre los que se se expresaron estuvieron la cantante Patricia Sosa ("Hay que ser reverendo HDP para esto. ¡Crónica y LPMQTP!”), Guillermo Francella, Jorge Rial ("Lamento que se hayan publicado”), Andy Kusnetzoff ("Si queremos un país mejor, empecemos a cambiar nosotros”), Nazarena Vélez (¡¡¡Que hdp!!! Hay una familia y seres queridos"), Maria Del Cerro ("Hay medios que me parecen patéticos, de cuarta. ¿Hay necesidad? ¡¡Que falta de respeto!!”), Cinthia Fernández ("sos la peor basura que vi... Ya no hay límites ni corazón. Basuras, son una mier…”) y hasta pudo posicionarse como pensante, la mismísima Graciela Alfano (“¿Somos los humanos tan morbosos que necesitamos ver ese espanto con esa chica tirada en el piso que podría ser la hija, hermana, amiga nuestra?”).
Frente a todo esta contundencia de manifiestos desagrados, uno no tiene más que entenderlos y aceptarlos tal como son. Porque son los mismos que nunca se los ha escuchado ofenderse porque la prensa internacional (y la local también) difundió fotos y videos sobre los crímenes sobre Saddam Hussein, Bin Laden o Muammar Kadaffi. Es claro: esas muertes no son cuestionables, porque el poder mundial -y la prensa- los considera `necesarios`. Porque sus imagenes son convenientesrecomendables en su difusiòn, pues sirven de advertencia o de demostraciòn del castigo que se puede recibir. En sìntesis: quienes se han callado y nada opinaron sobre semejante muestra asqueante, son (se quiera o no) cómplices de dicho exhibicionismo impune

Es cierto que las fotos de Crónica son de mal gusto. Pero parecería que a algunos no les causa indignación cuando se ofrecen imagenes llegadas de Mèxico donde aparecen vìctimas del narcotráfico. Pero les molesta cuando esas imagenes son de "una conocida" local. Acaso no son víctimas de lo mismo...? La droga...? Es cierto que lo hecho por Crònica es patético. Pero la imagen es la cruda muestra de cómo puede matar la droga. Mirar para otro lado, es ser hipócrita.

La prensa indaga, investiga, espía. Para algunos eso es valorable; particularmente si esa acción está dirigida contra un gobierno o políticos a los que no quiere. Es lo que defiende con gritos como "libertad de prensa". Aunque muchas de las veces no usa ese mismo poder y decisión de búsqueda informativa cuando pueden verse afectados sus intereses o amistades; sus aliados o socios. El mejor ejemplo de ello han sido las posiciones que muchos medios de comunicación adoptaron en épocas dictatoriales. Y también muchos que sin ser empleados o dueños de esos medios, prefirieron ser complacientes o directamente cómplices. Es allí cuando en verdad lo que en determinado momento presentan como "libertad de prensa", en verdad es "libertad de empresa" (las suyas , por supuesto). En ese camino por informar o poseer "la exclusiva", se manejan valores monetarios. A nadie escapa que existen canales televisivos que efectúan pagos mensuales a determindos jefes de fuerzas policiales, para tener "la primicia". Y en este caso, con las fotos de Jazmín de Grazia, de seguro que debe haber ocurrido lo mismo. Si Crónica no estuvo presente en el interior del departamento, `alguien` le proveyó las fotos. No debe haber sido gratis. Lo vergonsozo es que pueda haber sido un  `negocio` de personal uniformado de la Policía Federal. El tiempo debrá dilucidar el tema. Como debería dejar al descubierto la existencia de pagos para ser los primeros en recibir "el dato" y llegar antes que todos a tal o cual hecho. Porque la existencia de esta política peridística (o empresarial ?) de pago por material o información (proveido por personal de Estado) no surgió con Jazmín de Grazia. Es más: ya es una costumbre, particulamente en Ciudad de Buenos Aires. 

En medio de las fotos y las opiniones, apareció el periodista de espectáculos Luis Ventura, diciendo: "El mundo del espectáculo está lleno de droga". Agregando que las productoras "son responsables de que muchos artistas entren en ese mundo infame de las adicciones y el descontrol". Declaración contundente porque Ventura conoce al dedillo todo el ambiente, y sabe de qué habla. Sin embargo nadie salió a opinar al respecto. Ni a ampliar, ni a aclarar, ni a rechazar. Ni a escandalizarse (mucho menos), desde el ambiente farandulero. Y también manifestó que: "Productores de tevé pagan con droga y ahora ¿bajan línea sobre Jazmín? Que los pibes sepan que cuando se drogan como Jazmín terminan así, como la tapa de Crónica". Para lo cual no es necesario ampliar. 
Pareciera que los enojados aprovecharon las fotos para ganar prensa. Para mostrarse solidarios, amiguistas, humanos, preocupados, analíticos, centrados. Es decir que si no hubieran publicado tales fotos, nada de lo dicho (o semi-denunciado) por Ventura, no existiría.

En medio de tanta hipocrecia, resultó que la primera respuesta seria sobre la publicación de las fotos llegó desde el lugar menos esperado. Desde el poder político y la Policía Federal. Porque el ministerio de Seguridad informó que "el jefe de la Policía Federal Argentina, comisario general Enrique Capdevila, tomó la iniciativa de apartar de la institución al personal que pudiera haber tenido responsabilidad en la entrega de este material fotográfico resguardado por el secreto del sumario... Vamos a sancionar con el máximo de severidad a los funcionarios que hayan faltado a sus deberes, violentando al mismo tiempo los procedimientos judiciales, el derecho a la intimidad de la persona y de los familiares de la joven fallecida" (firmó la ministra Nilda Garré). 

Desde el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) ratificaron la necesidad que los medios de comunicación en la Argentina realicen su trabajo a partir de marcos éticos y profesionales de la actividad y con una clara conciencia de la responsabilidad social que esto implica; sin vulnerar la privacidad de las personas. La entidad, integrada por unos 300 periodistas en el país ya había señalado que se debe respetar la privacidad de las personas, tal como sucediera con los sonados casos del asesinato de Nora Dalmasso en 2006 y el suicidio de Mario Malevo Ferreyra en 2008. Lo cual constituye un dato valorable.

Que Crónica haya editado un suplemento (!) con las fotos, da cuenta que ello vende. Y si vende es porque se compra. En todas las sociedades y en todas las èpocas, el amarillismo ha sido un buen negocio. No surgió ahora; y -lamentablemente- no va a terminar con dichas imágenes. Crónica podrá reconocerse como audaz y ràpida, porque tuvo la exclusividad de las fotos. Pero es un halago demasiado pobre. Repudiable para quienes no son sus seguidores; valorable para quienes gustan y consumen ese estilo o calidad de periodismo. Pero es bueno tener presente que las fotos dejaron salir a la luz una gran hipocrecía.

 
Volver »