PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Sabado 22 de Julio de 2017 - 03:44Hs.
- Menu
Martes 03 de Enero de 2012 a las 18:00

notas_columna

LA INTELECTUALIDAD DE LOS BARES

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  Los últimos días del año que se fue y los primeros del que empieza, provocan una suerte de `tranquilidad` y de mejor aprovechamiento de los tiempos libres en los bares. Porque se trata de ubicar y contactar a conocidos, amigos y cercanos, a los cuales sonreirles, reirse, desearle `felices fiestas` y así sentirse... un poco más buenos. Es un ritual que se practica anualmente y que da buenos resultados, de allí su repetición en los últimos 10 días de diciembre y -al menos- la primera semana de enero. En este período, la situación navideña -para muchos que no comulgan con el Gobierno nacional- ha tenido que agregarle el tratamiento obligado de tres casos necrofílicos. Primero la muerte del economista Iván Heyn en Montevideo; luego la del Cónsul Adjunto en Yacuiba (Bolivia), Antonio Escobal; y finalmente la desaparición del gobernador rionegrino, Carlos Soria. Las situaciones quedaron unidas, más allá de lo trágico y en tan corto período de tiempo, en la misma gestión de gobierno. Fue allí que los hechos sirvieron para dar paso a todo tipo de "análisis" y "profundizaciones", propias de los sectores clasemedieros que se alimentan del antiperonismo. En verdad que los tres hechos deben ser considerados desligados uno del otro; independientes. Porque ninguno tuvo relación con el otro, ni en cuanto a la pertenencia política interna de cada uno de los protagonistas; ni a los lugares donde se produjeron; ni a que fueran consecuencia de `algún` justificativo político. Fueron hechos policiales hechos y derechos. Cada uno con orígenes, causales o justificaciones no-relacionadas entre si; ni siquiera en cuanto a semejanzas. El primero podría haberse debido a una satisfacción personal que se descontroló; el segundo a un hecho depresivo; y el tercero a un drama matrimonial. Sin embargo, resulta sugestivo cómo en los bares, de una mesa a otra, se solía escuchar cómo eran unidos como eslabones los 3 casos. No porque existieran elementos o pruebas, sino porque el antiperonismo necesita encontrar elementos que alimenten su oposición, su desprecio, su descreimiento. En definitiva: su negación. En épocas del intento golpista-institucional de la autoproclamada "mesa de enlace", corrieron por internet infinidad de correos y envíos de "chistes", "cuentos" e "historias", con la presidenta como principal protagonista. Eran adaptaciones de "chistes", "cuentos" e "historias" que ya los sectores medios habían hecho circular boca-a-boca en contra de Isabel Martínez a fines de 1975 y en los primeros meses de 1976. Los repetidores en los tiempos camperos del 2008, y con emailes de por medio, no sabían que lo que divulgaban era una re-adaptación., siempre cargada de machismo, fascismo y desprecio anti-nacional y anti-popular. Porque la historia popular argentina no ha sabido tratar ese tema (un gran déficit) y documentar el trabajo desestabilizador a través del rumor, que se llevó adelante en aquellos tiempos de 1975-76. Pero quienes vivimos aquellos años y éstos, los recordamos. Porque los sectores clasemedieros que se dedicaban en las reuniones, en los trabajos, en los clubes y en cuaalquier ámbito a contar aquellos "chistes", "cuentos" e "historias", fueron los mismos que aplaudieron el golpe del 24 de marzo de 1976. Que justificaban con el: "algo habrán hecho" y "por algo será". Los mismos que a partir del regreso democrático se asombraron porque `descubrieron` que hubo desaparecidos y torturados... Los años han pasado y logicamente que el accionar de Isabel Martínez no puede compararse con el de Cristina Fernández. Pero si es válido tomar en cuenta, recordar y analizar la similitud de las dos acciones desestabilizadoras. Y hoy, en pleno 2012, si bien no existen militares al acecho, existen sectores clasemedieros que `no soportan` esta gestión nacional. De allí que recurren a tratar de tapar la realidad, con el rumor. Es así que Heyn-Escobal-Soria les sirven de `alimento`. E inventan que dichas muertes son la muestra de la "crisis interna" del Gobierno (?); o que los dos primeros hechos fueron suicidios porque se descubrieron "actos de corrupción que los involucraban" (?); o que las muertes se deben a peleas internas político-económicas o por "la caja" (?). Y para dar más justificativo a sus disparates, agregan que todo se tapa, porque "el gobierno controla la justicia y la prensa". Escuchar ésto en los bares santafesinos es común y corriente. Muestra el grado de irracionalidad y de odio existente en sectores sociales, que posiblemente piensen de esa forma, porque ellos en iguales circunstancias, no dudarían en actuar así (!). Pero lo peor de todo ello es que estos pensamientos y "conclusiones" no constituyen posturas aisladas, sino que son la consecuencia de una clara manipulación informativa, que desde lo ideológico llevan adelante los medios formadores de opinión, sin que miles y miles de (des) informados, se den cuenta de ello.

 
Volver »