PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Lunes 20 de Noviembre de 2017 - 21:51Hs.
- Menu
Sabado 04 de Agosto de 2012 a las 20:24

notas_columna

EL ESPEJO LATINOAMERICANO DE RODRÍGUEZ ZAPATERO...

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  Los países de la periferia han existido desde que los poderosos dominaron el mundo. Ellos son "el centro" y el resto -los dominados-, los periféricos. Históricamente así ocurrió. Ello dio origen también a clases dirigenciales locales, trabajando servilmente para esos centros, por los beneficios que lograban. Lo mostraron los colonialismo británicos, portugués y español; y luego las polìticas imperiales estadounidenses, francesas, británicas y hasta soviéticas. Dirigentes "nacionales" que a su vez fueron forjando modelos de intelectuales y políticos a su necesidad y semejanza. Pero el mundo a ido cambiando; tanto que muchos ni se acuerdan de la `guerra fría` y de las disputas imperiales de EEUU y la URSS. Y creen que esta realidad es "la de siempre". Y que ella se circunscribe o cierra solamente, a lo que ocurre en el mundillo político que a diario instalan los multimedios y las cadenas informativas internacionales. Pero no es así. Existe otro mundo real con ambiciones, traiciones, disputas, luchas, idas y venidas, acuerdos, presiones, negociaciones en todos los niveles nacionales e internacionales. Con la verdad escamoteada o mostrada hipócritamente. Tanto que los mismos que mintieron sobre las armas de destrucción masiva de Saddam Hussein reconocieron que mintieron y ahora atacan Libia para llevar paz a los civiles. O juzgan al dictador egipcio Hosni Mubarak, después de haberlo apoyado por 3 décadas. Pero existe un caso mucho más cercano para los latinoamericanos, y es el de España. Un país mostrado como modelo por su "famoso" (!) Pacto de La Moncloa. Presentado al mundo como el summum del acuerdo de las clases políticas. Siendo que en verdad constituyó la claudicación de esa clase ante las exigencias del poderío estadounidense. Renuncia a construir un país con justicia, libertad e igualdad, a cambio de bipartidismo rendido ante los "mercados". Y a partir de allí, una España dando fuerza a su clase dirigencial con sus multinacionales, sirviendo de fiel aliada a la estrategia estadounidense para el nuevo siglo 21. Políticos, monarquía, medios de comunicación, empresarios, intelectuales, financistas y especuladores bancarios, apoyando el saqueo de las naciones latinoamericanas. España (como Italia, Alemania, Francia...) sumada como cuervos al banquete de las privatizaciones y el acorralamiento de las economías con EEUU, el Banco Mundial y el FMI. Llegó la etapa de Felipe González -entre otros- adecuando a su partido (PSOE, Partido Socialista Obrero Español) a las nuevas necesidades del mundo, y la España desembocó en el 2007. Con un presidente -también socialista- llamado José Luis Rodríguez Zapatero. Un arrogante que se jactaba de haber logrado que su país había superado por primera vez a Italia en riqueza por habitante. Lo que generó la inmediata respuesta del primer ministro italiano, Romano Prodi, negando tal dato. Ironías de la vida: Ambas naciones se "peleban" por mostarse una mejor que otra. Y menos de un lustro después -en el 2011-, se pelean por mostrarse no tan malo como la otra naciòn... España no puede mostrar orgullo por nada, cuando lidera, como país socialista !, el número de parados (desocupados) del bloque europeo. Mostrando un gobierno inepto y superado por la realidad de los mercados que supo alimentar, que la van acorralando mes a mes. Un gobierno socialista que sale a privatizar la histórica Loterìa española y debe volverse atrás inmediatamente porque no logra en los mercados, los valores de venta que habían imaginado... La política de los socialistas llevaron al país a que las primas de riesgo (el diferencial de interés que se paga respecto a los bonos alemanes a 10 años) se escaparan hasta sus máximos históricos (en la primera semana de agosto 2011). Superó los 400 puntos básicos en España y los 383 en Italia. El Tesoro italiano pagó el 28-7 un interés del 5,77% en la última subasta de bonos a 10 años; el mayor en 11 años. Los mismos mercados que fueron alimentados por los socialistas, se quejan y les dicen que lo que hacen los políticos (derechistas y socialistas) no es confiable. Y que ello se paga con más tasa de interés. La clase dirigencial española (como la de tantos países primermundistas) es tan débil y dócil, que cerece de margen para negociar. Porque en su momento aceptaron el ser fáciles empleados de los mercados, y ahora los mercados no los necesitan... Porque el poder de ellos es tan grande y omnipotente que se puede dar el lujo de descartar a estos obedientes empleados. Los analistas españoles buscan diferenciarse de la realidad italiana explicando que el país que dirige Silvio Berlusconi es la tercera economía europea. Que está estancada desde el 2001 (crecimiento del 0,2%) y que posee una fabulosa deuda pública: 1,8 billones de euros. El 120% de su PIB; lo que significa estar en el segundo nivel más alto del mundo (solo superado por Japón). Pero intencionadamente esos especialistas omiten o "se olvidan" de citar que el déficit de 2011 de Italia está en el 4,5%. Y el de España en... 9,2% (hoy es el 67% del PIB, y está 20 puntos por debajo de la media europea). Pero la economía española no es la de Italia... Además, la deuda pública italiana está en gran parte en manos de los italianos (menos del 46% en manos de la banca privada francesa). Pero la mayor parte de la deuda española está en manos extranjeras. España mira de reojos a Grecia. Porque su situación es caótica, más allá que ahora le hayan dado un nuevo rescate. La existencia o no, la quiebra o no de Grecia es algo secundario para los poderosos. El segundo rescate dispuesto por los europeos, en verdad lo que hizo es rescatar a la banca alemana. Porque los bancos de ese país son los grandes tenedores de la deuda griega. Mientras esta realidad sacude a Europa y particularmente a los españoles, el mundo tomó cuenta -semanas atrás- de una maniobra del más alto nivel internacional contra el titular del FMI. El titular de ese organismo, el francés Dominique Strauss-Kahn fue arrestado acusado de violación. Unos días más tarde lo liberaron, pero antes debió renunciar al cargo. Ese funcionario militaba -aunque parezca incongruente- en el Partido Socialista francés. Un FMI destructor de las economías de cientos de países en el mundo, imponiendo ajustes y hambre, en manos de los socialistas europeos... Es que el mundo ha cambiado. Son los mismos socialistas que han adherido a la alianza atlánica de la OTAN. Los socialistas que desde sus gobiernos participan -enviando efectivos y recursos económicos- de invasiones de países como Paquistán, Afganistán o Libia. Que años atrás hicieron desaparecer a Yugoslavia; o que "inventaron" a Kosovo. Esta clase dirigencial socialista, aliada al más rancio del capitalismo mundial cuenta con sus alegres imitadores latinoamericanos. Socialistas que ignoran la libre determinación de los pueblos; que imponen hambrunas a naciones pobres; que les extraen sus riquezas contaminando; que las presionan con sus multinacionales; que son aliados incondicionales de EEUU. Por ello no resulta sorprendente que existan socialistas latinoamericanos que miren constantemente a los países europeos buscando "letra". Necesitando conducción. Anhelando ser como ellos. Son los que utilizan un lenguaje "progresista" y a la hora de la verdad constituyen la avanzada de una intelectualidad inepta y falsa. Son lo que el sistema necesita para que nada cambie. En los países americanos existen y gozan de excelente salud (y mejor prensa).

 
Volver »