PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Viernes 22 de Setiembre de 2017 - 19:32Hs.
- Menu
Miercoles 23 de Marzo de 2011 a las 14:37

notas_columna

LAS POTENCIAS: NUEVO DESPRECIO INTERNACIONAL

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare, www.prensamare.com.ar)  Las potencias mundiales han dado un nueva muestra de su desprecio internacional. Quizás como pocas veces antes lo habían hecho, de manera tan escandalosa. Porque este ataque que realizan sobre Libia, supera inclusive, lo hecho a Irak. Porque no solo que repitieron mentiras, sino que resolvieron con extrema rapidez, mostrando cómo la ONU es un herramienta al servicio de los intereses de las grandes potencias. Pero si ello y de por si fuera demostrativo de lo que debe soportar el mundo, apareció otro elemento inesperado. Porque comenzaron el operativo de ataquesin coordinar la conducción. Efectivamente. A la cuarta jornada de vuelos y bombardeos desde bases italianas, de bloqueo marítimo, de desarrollo de una campaña psicológica y de des-informar a través de las cadenas informativas internacionales y los multimedios nacionales, no se han puesto der acuerdo -las potencias- en quién conduce. Parece un irrealidad o un suceso sacado de un librteto tragicómico; pero lo cierto es que la OTAN opera según sus intereses; Noruega exige ordenes precisas y suspende los vuelos; Francia quiere ser conducción; Italia ataca y reclama que conduzca la OTAN; Turquía pide que se revea el plan. En lo que sí coinciden todos es en el ataque y búsqueda de rapiñar a Libia. En síntesis: iniciaron una acción de ataque internacional sobre un país, sin determinarse quien conduce, por sus disputas e intereses internos existentes en dicha alianza. Porqué...?: La autodenominada alianza o fuerza aliada cuenta en su seno con disputas duras. La OTAN pretende la conducción del operativo en exclusividad. Otros países pretenden que no asuma dicho liderazgo, y que tenga un papel subsidiario. Y otros que no teniendo en claro (ni pudiendo incidir en dicha decisión), prefieren suspender su participación. Así se encuentra la pomposa operación Amanecer de la Odisea. En medio de todo esto, Barack Obama envió un mensaje desde su gira en Santiago de Chile, sosteniendo que esperaba "transferir" el mando al resto de los países. Una declaración que no hace más que reconocer (por boca de su mandatario) que la resolución de la ONU es llevada adelante en cuanto a la conducción, por EEUU. Las hipocrecías...: Mientras los libios soportan el ultraje de su territorio por la fuerza y aportan muertos civiles y militares, algunos hacen uso de un hipocrecía al máximo nivel. Silvio Berlusconi se lament por lo que le sucede a su "amigo" Muammar Gadafi. Turquía reclama que se evite al máximo las bajas entre los civiles (de un país musulmán). La Liga Árabe apoyó la intervención militar y ahora se "sorprende" por la muerte de civiles libios. Todo esto se suma a que en su momento, en el seno del Consejo de Seguridad ONU, hubo 5 abstenciones a la hora de votar (Alemania, China, Brasil, India y Rusia). Pero llamativamente, ello no alcanzó para dar vuelta o impedir la aprobación del ataque. Porque se necesitaban 9 votos, y a la hora de dar a conocer las posiciones, el militarismo de EEUU, Gran Bretaña y Francia contó con un total de 10 votos (le "sobró", 1). Alemania es por cierto un duro en política externa; pero en esta ocación emergió como un tibio. Y en esa posición también se mostró (en el seno de la Unión Europea), Polonia. Un país que ya se anotó para tomar prte en labores de asistencia humanitaria en Libia. Increible: Forma parte del bloque (UE) que decidió atacar Libia, y dará ayuda... Números e ideología...: Los legisladores británicos de la Cámara de los Comunes aprobaron por 557 votos a 13, la participación militar. Reclaman que la OTAN asuma cuanto antes el liderazgo. Un muestra clara que a la hora de pensar en intereses imperiales, no existen diferencias en el seno de la polític británica. El gobierno francés está deseoso que el "triunfo" sobre Libia repercuta en su lamentable y crítica política interna, y en poder asegurarse negocios petroleros para el país. Por ello quiere que la conducción del ataque continúe en manos de "Estados Unidos en estrecha colaboración con Francia y el Reino Unido" (declaró el ministrode Exteriores Alain Juppé). Los franceses quieren estar en el primer lugar del reparto, y saben que si interviene la OTAN, se diluirán sus ambiciones. Y de manera sabia indicó que la iniciativa es de EEUU, Gran Bretaña y ellos; y que "El control político lo ejercen países árabes, americanos y europeos". Un forma de ampliar las responsabilidades hacia todos. O de expresar: "...nosotros apretamos el gatillo, pero la orden fue de todos..."Justificación...: Como una forma de tratar de justificar la actual situación de un inexistente mando unificado de ataque, el portavoz adjunto del Ministerio de Defensa francés, general de brigada Philippe Pontiès, dijo que la coordinación de las operaciones es un asunto "extraordinariamente complejo". Vaya novedad ! por su lado los italianos, sospechando que Francia les sacará ventajas a la hora del reparto de los recursos naturales de Libia salió a sostener (en boca de su ministro Franco Frattini): "Si la OTAN no asume rápidamente la coordinación de las operaciones militares tendremos que plantearnos que Italia asuma la responsabilidad de sus propias bases". Por su lado el servilismo español (en unidad de socialistas y derechistas) prefiere la conducción USA-británica. Así lo expresó la jefa de la diplomacia, Trinidad Jiménez: "a España le parece bien que la operación se haga en coordinación con la OTAN, no que la OTAN sea la que coordine". Y la ONU...?: A todo ello la ONU cumple su lamentable papel. El lunes, en un sesión convocada por China, ante una carta del ministro de Exteriores libio, Musa Kusa (en la que pedía una reunión de urgencia del organismo para detener los bombardeos internacionales), se decidió lo esperado. Los miembros del máximo órgano de seguridad, desestimaron el pedido. La ONU solamente tratará la marcha de la aplicación de su resolución de atque sobre Libia para "establecer una zona de exclusión aérea" y el uso de "todas las medidas necesarias" para proteger a la población civil. Una realidad del nuevo siglo...

 
Volver »