PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Viernes 24 de Noviembre de 2017 - 21:16Hs.
- Menu
Jueves 09 de Diciembre de 2010 a las 14:48

notas_columna

BUQUE INGLÉS EN CHILE - HECHOS

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare, www.prensamare.com.ar). El tema no es menor y merece ser citado y analizado. Aún con todas las limitaciones que se pueden sufrir; porque silenciarlo o "dejarlo pasar" es precisamente lo que pretenden (los grandes poderes que actúan silenciosamente). Recientemente el gobierno chileno permitió el ingreso de un buque de guerra de Gran Bretaña. El mismo estuvo efectuando ejercicios militares en Islas Malvinas. Se trató del buque HMS Gloucester que atracó y desembarcó en la ciudad sureña de Valparaíso. Efectuó una "exposición" naval, que por cierto contó con una asistencia de 150 expositores llegados de varios países y de 34 delegaciones de Armadas extranjeras invitadas. El tema -en otro momento- podía haber pasado desapercibido. Pero en el momento actual (último trimestre del 2010), adquiere máxima importancia. Porque que Chile le permitiera a dicho buque su ingreso y atraque consituyó una contradicción de la postura de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), que apoya el reclamo de soberanía isleña de Argentina. Justamente en este mismo último bimestre los representantes de los países integrantes de dicho bloque, se reunieron en Guyana y firmaron una declaración donde se comprometieron a impedir el ingreso a sus puertos de buques británicos (que realicen maniobras militares en el área malvinense). Inclusive los países que integran la UNASUR se comprometieron “a informar al Gobierno Argentino sobre aquellos buques o artefactos navales con derroteros que incluyan las Malvinas destinadas a las actividades hidrocarburíferas y/o mineras ilegales en la plataforma continental argentina y de este modo, prevenir o evitar que dichas actividades se consoliden”. Más claridad y contundencia, imposibles. Es bueno recordar que esa misma nave no había podido ingresar (en setiembre) a Uruguay para abastecerse. En esa oportunidad el presidente José Mujica se lo impidió, pues está en vigencia desde el 2006, el acuerdo internacional firmado con Argentina. En síntesis: sin ser demasiado analístico se puede concluir que existen dos claras posiciones de países linderos. Una de apoyo a Argentina; la otra no. La gravedad del hecho es que la nave británica violó lo dispuesto por la UNASUR el 26-11. El buque llegó a Valparaiso el 30-11. Es una nave símbolo y todo un "mensaje"; porque sirvió en la invasión estadounidense a Irak en 1991 (hora está desplegado en Malvinas). Lo increible del caso es que días más tarde el canmciller chileno asistió a la Cumbre Iberoamericana de Mar del Plata donde con sus pares aprobaron una cláusula democrática y apoyo al reclamo argentino sobre Malvinas. Haciendo memoria...: Luego que Argentina recuperara las Islas malvinas en abril de 1982, se realizó en la OEA la reunión para aplicar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). A la hora de votar, Chile se declaró "neutral". Una manera elegante de apoyar a los británicos. Días más tarde el moderno destructor HMS Exeter cruzó el Canal de Panamá en dirección a las islas Sandwich del Sur y Georgias del Sur. En una maniobra de distración sobre este hecho, la primera ministra británica, Margaret Thatcher, informó que el HMS Exeter navegaba en el Atlántico (para ayudar en la recuperación del control británico). Pero mintió. Porque la nave -frente a las costas peruanas- pidió permiso al gobierno para abastecerse en el puerto de Paita (al norte). Y en una digna respuesta solidaria, el Gobierno de Perú le negó autorización. La presión diplomática de EEUU y Gran Bretaña sobre el Gobierno peruano, se hizo sentir a pleno. Por ello reiteraron el pedido frente al puerto de El Callao. Y Perú volvió a rechazarlo. Frente a tal situación el comandante de la nave se vio obligado a reducir al máximo la velocidad, para ahorrar combustible. Lo cual le atrasaba su llegada a la zona del conflicto. Cuando estuvo frente a la ciudad de Arica (Chile) pidió permiso, y le fue concedido inmediatamente. Siguiendo su dirección rumbo al sur, en otra jornada, la misma nave se abasteció en el chileno puerto de Punta Arenas. Ello le permitió aumentar la velocidad y llegar (por el sur o por la "espalda") a las islas Georgias del Sur. Lugar donde se rindió el asesino y delincuente que la dictadura había apostado en el lugar -sin disparar un solo tiro-: el capitán Alfredo Astiz (el 25-4-1982).
Unos días más tarde la inteligencia peruana tuvo conocimiento que desde Gran Bretaña llegaban a Santiago misteriosas cajas. Ellas en verdad contenían partes de helicópteros ingleses. En la capital chilena eran presentados y ensamblados rapidamente. Eran modelos Sea King. Se sospechó que en ellos se movieron luego, fuerzas especiales británicas SAS. Al producirse un accidente donde se precipitó uno de los helicópteros en Punta Arenas, la información oficial británica dijo que el mismo había partido de la nave HMS Invincible. Pero era mentira; nunca fue observado ni detectado un barco de semejantes características en el área citada. Los helicópteros en verdad partían desde suelo chileno. No fueran esas las únicas acciones de apoyo chileno para con los británicos. Porque se confirmó que le aportaron inteligencia, apoyos logísticos y hasta trabajos de rastrillajes y de monitoreos con radares chilenos. Filtraciones de la embajada de EEUU en Santiago confirmarían tiempo después que quien informó de la posición del Crucero ARA General Belgrano a los ingleses, fueron los chilenos. Ello le permitió al submarino nuclear HMS Conqueror atacar el barco argentino y hundirlo (fuera de la zona de exclusión), matando a 323 marinos. Si bien fue un hecho militar, el objetivo en si era otro: destruir las negociaciones de pacificación que llevaba adelante el presidente de Perú, Fernando Belaunde Terry. El apoyo chileno fue tan comprometido que hasta el ex jefe de la Fuerza Aérea chilena, general Fernando Matthei, años más tarde reconocería públicamente la importancia de las ayudas brindadas a los británicos.
Terminada la guerra malvinense, Gran Bretaña obsequió a Chile aviones Hawker Hunters, misiles, un radar de larga distancia, aviones Camberra de reconocimiento fotogramétrico, bombarderos, aviones de inteligencia y espionaje electrónico. En el año 1999 Margaret Thatcher agradeció públicamente la colaboración chilena. Hoy por hoy: Las condiciones del mundo han cambiado sustancialmente. No existen dos imperialismos como entonces en 1982 (USA y URSS); y si bien EEUU es la potencia predominante, se marcha hacia un mundo multipolar. Sin embargo la diplomacia estadounidense y el Pentágono siguen haciendo de las suyas. Nadie regala nada (es verdad), en un mundo tan convulsionado. Tanto que la administración de la Concertación gobernó Chile por 20 años. Y si bien se presentaron como "progresistas", "centroizquieristas" y "socialistas", ellos no cambiaron absolutamente nada de la estructura establecida por Augusto Pinochet en el país. Existe democracia, pero en lo económico, financiero y social nada ha cambiado (por el contrario, la pobreza aumentó). Y en lo poco que el último de esos gobiernos avanzó (el de Michelle Bachelet), se lo borró de plano el actual mandatario. Qué pasó...?: Poco antes de terminar su mandato, Bachelet invitó a Sebastián Piñera al cual le explicó cómo venía trabajando para cerrar un acuerdo definitivo para que Bolivia dispusiera de salida al mar (Pacífico). Pero Piñera lo rechazó y le advirtió que si ella -antes de terminar su mandato- firmaba dicho acuerdo, él lo desconocería. Por lo cual se retrocedió en un importante avance para solucionar una injusta situación que sufren desde el siglo 19, los bolivianos. Fue un paso ideológico de Piñera. Que a su vez, unos meses más tarde de llegar al gobierno se encargó de activar el pedido de un extradición de un perseguido político chileno (habitante en Argentina). Otro paso ideológico. El tercero ha sido la invitación del buque británico a Valparaiso. Más...?: Existen otras acciones que deben merituarse y concatenarse con estos hechos. Por ejemplo: Que los grupos de poder y factores de presión paraguayos bombardean el ingreso de Venezuela al Mercosur. Que desde Bolivia existen "operaciones" para que algunos de sus habitantes violen la frontera con Argentina. Que la disputa marítima chileno-peruana se encuentre en un límite diplomático. Todo lo cual (además de la intentona golpista ecuatoriana) hace preveer que el 2011, año de vital importancia electoral en Argentina (por su política interna pero también por su implicancia en la región), será un año en que los problemas entre los vecinos sudamericanos podrán recorrer y soportar momentos dificultosos.

 
Volver »