PrensaMare

Primer diario web itálico del mundo español

Primo Giornale Web itálico nel mondo in lingua spagnola

Lunes 21 de Agosto de 2017 - 07:22Hs.
- Menu
Lunes 09 de Agosto de 2010 a las 15:03

notas_columna

LOS NEGOCIOS DE CLARÍN Y SOROS EN CORRIENTES

SANTA FE-ARGENTINA  José Antonio Aranda no es un argentino más. Es un empresario que se ha asociado con el especulador húngaro-estadounidense, George Soros (foto). Y ambos han decidido -a través de sus empresas- construir una represa que inundará 8 mil hectáreas (la mitad de la superficie de la capital argentina) en cercanías de la localidad correntina de Mercedes. Para ello deben llegar a regular el agua de un arroyo que regará 20 mil hectáreas de siembra de arroz. De esa forma -lógicamente- se producirä la desapareción de bosques en galería a lo largo de 137 kilómetros y numerosas especies nativas. De llevarse adelante el proyecto, se asistirä por primera vez en la historia nacional al hecho que un cauce hídrico, de dominio público, pase a convertirse en un cauce de aprovechamiento privado. Ello se conoce como la Represa Ayuí Grande. Aranda, el ambicioso inversor es nada más y nada menos que... el vicepresidente del Grupo Clarín.
Corrientes: Hasta el momento nadie del gobierno provincial (UCR, radical), ni de la Legislatura han salido a expresarse públicamente. Mucho menos a oponerse a la represa. Resulta evidente que el poder económico y mediático de los inversores supera la libertad de expresión. Tanto que ningún medio de prensa se ha animado en la provincia a denunciar el hecho. El actual gobernador, como el anterior (del mismo partido, y primos hermanos) apoyan la "inversión". 
Argentina: El tema superó el ambiente provincial correntino y se conoció en la Ciudad de Buenos Aires. Pero ningún medio atinó a informar o a preguntarse por las consecuencias de semejante obras. Inclusive en el año 2008 el Canal Rural, que es propiedad del Grupo Clarín, prohibió un programa de Luis Landriscina. En el mismo se entrevistaba a Enrique Lacour (Presidente de Fundación Iberá, que se opone a la construcción de la represa).
Las firmas: Los responsables del proyecto son la firma Copra SA, cuyo titular es el vicepresidente del Grupo Clarín, Aranda; y Adecoagro, de George Soros. Las propiedades de Aranda y de Soros son vecinas, linderas y atravesadas por el Arroyo Ayuí. El proyecto busca producir entre 100 mil y 120 mil toneladas anuales. Al embalsar el arroyo, se formará una única superficie cultivable y podrán brindarle riego a unas 20 mil hectáreas (de las 70 mil que tienen ellos sobre la costa). Negocios: Actualmente estos socios ya producen y exportan. Y uno de los principales compradores es... la Venezuela de Hugo Chávez. El gobierno que tanto atacan desde los medios de Clarín... Es que a la hora de hacer negocios, ellos son muy pragmáticos. Aranda posee en la zona mercedina 40 mil hectáreas; y es -además- el presidente de la Asociación Bradford Argentina. Aunque su mayor negocio es el arroz.
Palabras: Para los inversionistas es "un deber" producir arroz, porque ello beneficiará al mundo y a la paz... Así de sencillos son a la hora de justificar sus negocios. Además le han asegurado a los polïticos correntinos que van a crear más de 1.500 puestos "genuinos" de trabajo. Y en una provincia que muestra problemas de ocupación, ello es muy sentido. Descuentan que en ese proyecto les van a otorgar una "concesión" para el uso del agua. Justifican ello, bajo el argumento que la agricultura sólo llega al 1% de las tierras cultivables.
Más: El desarrollo y cierre del circuíto económico-financiero del proyecto necesita disponer de electricidad. Y que sea barata (además). Al parecer, ello le ha sido asegurado a Aranda-Soros; para ello Provincia/Nación construyeron una estación de rebaje de la línea de alta tensión de Yacyretá (que va hacia Buenos Aires). Se estima que el consumo de la represa será lo mismo que necesita Mercedes, multiplicado por 2. La famosa Laguna Iberá  tiene una superficie de 5500 hectáreas. La que proyectaron Aranda-Soros será de 8 mil... Por lo cual se puede imaginar que los cambios en el clima serán importantes. Cuando se analiza la cantidad de puestos laborales, las sospechas aparecen en forma inmediata. Porque en verdad se necesitará mano de obra para la construcción de la represa, pero luego no. Y por otra parte un emprendimiento de tales características utilizará tecnología de avanzada, para reducir costos y aumentar las ganancias. Por lo cual la contratación de mano de obra en los sembradíos, será estacional, con el riesgo de la explotación en negro. Ahora se sabe que el ex gobernador Arturo Colombi autorizó por decreto (luego la Legislatura, por ley), el proyecto.
Se sentará un precedente de tales características que posibilitará en el futuro que otros "arandas" y otros "soros" se apropien de lo que es de todos los argentinos...?

 
Volver »